Las dietas milagro de las famosas para adelgazar

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (12 de Junio de 2015)

© Getty Images

Para muchas personas querer tener el cuerpo perfecto, como el que lucen muchas famosas, es suficiente motivo para seguir su mismo plan de alimentación o entrenamiento. Sin embargo, hay que tener en cuenta que a veces solo se trata de una campaña de publicidad para vender un libro, una nueva dieta o algún producto para adelgazar (batidos, barritas o galletas, por ejemplo).

La recomendación de seguir una u otra dieta debe de venir de un médico experto o nutricionista, que realice un estudio personalizado para cada paciente y adapte las pautas de alimentación a las necesidades de cada individuo y a su estado de salud. Para perder peso no existen dietas milagro que eliminen el sobrepeso en poco tiempo y sin esfuerzo, aunque muchas celebrities lo afirmen así. En muchos casos, estas “famosas dietas” pueden suponer un riesgo para la salud y suelen tener un efecto rebote al abandonar el plan.

Son muchos los especialistas en nutrición que ya han advertido sobre el riesgo de la dieta Dukan, por ejemplo, seguida supuestamente por la princesa de Cambridge, Kate Middleton, antes de su boda. Según estudios recientes, esta dieta es desequilibrada y muy restrictiva pues no aporta todos los nutrientes que necesita el organismo. Además, el contenido de proteínas que se recomienda consumir en la dieta es excesivo para el metabolismo humano y puede provocar enfermedades renales.

Desde hace unos años también están de moda los batidos verdes détox. Kim Kardashian, Sarah Jessica Parker, Jessica Alba, Eva Longoria o Elsa Pataky son algunas de las famosas que se han sumado a esta tendencia en Hollywood. Estas bebidas vegetales a base de frutas y verduras son concebidas como zumos milagrosos para perder peso y desintoxicar el organismo. Sin embargo, incluso desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha alertado de la relación entre consumo de zumos y obesidad, pues la fruta licuada es más rica en azúcares y baja en fibra. Además, el concepto de dieta depurativa o détox no está reconocido por la comunidad médica.

Por otra parte, las numerosas dietas que recomienda Gwyneth Paltrow han sido objeto de críticas y mofas. Desde la dieta macrobiótica, pasando por la détox de los zumos verdes o su libro "It's All Good" donde declara la guerra a los carbohidratos complejos con almidón (pan, pasta, cereales o arroz), han sido motivo de censura y reprobación por parte de muchos nutricionistas de todo el mundo.

Para los expertos en nutrición, no es recomendable eliminar por completo ningún alimento de la dieta, que debe ser lo más variada y equilibrada posible. Además, los hidratos de carbono aportan la energía necesaria para el cuerpo humano, sobre todo para los niños, en fase de crecimiento o los deportistas que suelen necesitar un aporte extra.

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) cifra los objetivos nutricionales para una dieta saludable, en un aporte entre el 50 y el 55 % de la energía de la dieta, a partir de los hidratos de carbono. Parte de este porcentaje ha de provenir de una ingesta diaria de 400 g de fruta y 300 g de verduras y hortalizas. El consumo diario de fibra debe ser superior a 25 g/día. Para llegar a estas cifras de fibra diaria, se debe recurrir al consumo de alimentos como cereales, legumbres, tubérculos, frutos secos y semillas.

Así, el consumo de carbohidratos en este porcentaje es recomendable para todo tipo de personas, también para pacientes con enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo 1, para prevenir la patología coronaria, en casos de cáncer de colon o con enfermedades gastrointestinales.

Para la nutricionista de onmeda.es, Marian Morazo, “toda dieta, se llame como se llame, la siga quien la siga o la recomiende quien la recomiende, que no cumpla estos parámetros de hidratos de carbono complejos, no es saludable.”

Para perder peso de forma eficaz y sin correr riesgos de salud, es necesario un balance energético negativo, es decir, gastar más calorías de las que se ingieren. Para conseguirlo se deben adaptar los hábitos de vida. Es importante seguir una dieta variada y equilibrada y practicar más ejercicio. Así se eliminará la grasa que no necesita el cuerpo sin perder agua y masa corporal. Una alimentación equilibrada basada en los principios de la dieta mediterránea es el mejor ejemplo de una dieta sana.