Las calorías de las frutas

Autor: Redacción Onmeda (18 de Noviembre de 2016)

© iStock

Las frutas aportan, principalmente, vitaminas y minerales, por esta razón son una de las mejores fuentes de antioxidantes naturales (entre ellos las vitaminas C y E, los betacarotenos, el magnesio, el potasio o la luteína). Sin embargo, la fruta también contiene grasas e hidratos de carbono, por lo que también pueden incrementar las calorías totales de la dieta. Además, también existen numerosos mitos y rumores sobre los efectos de comer fruta en las dietas para adelgazar. En este artículo se analizan las calorías de las frutas y su relación con las dietas para bajar de peso.

En general, las frutas son ricas en vitaminas, minerales y otros compuestos antioxidantes, entre las que destacan la vitamina C, la vitamina E, el beta-caroteno, el licopeno, la luteína o los flavonoides, entre otras sustancias. Además, muchas clases de fruta contienen gran cantidad de agua, especialmente las frutas de temporada de primavera y verano.

Las frutas con más calorías


Por otra parte, la fruta también destaca por su aporte de fibra. La fibra vegetal solo se encuentra en vegetales, frutas y granos. Así, una dieta rica en estos alimentos, es muy recomendable para una mejor digestión, evitar problemas de estreñimiento y otras enfermedades gastrointestinales, además de relacionarse con la prevención de algunas enfermedades cardiovasculares. En caso de estar a dieta para adelgazar, la fibra de la fruta tiene un efecto saciante y puede ayudar a controlar el peso.

Muchas personas desconocen que las frutas también tienen hidratos de carbono y grasas vegetales. La fructosa, la sacarosa o la glucosa, son hidratos de carbono simples presentes en la fruta que le otorgan su dulzor característico. Pero algunos tipos de fruta también contienen almidón. En cuanto a las grasas, algunas frutas pueden tener más de un 35% de grasa, y de la saturada, que es menos saludable, pero, en general, la mayoría tiene cantidades de grasa muy bajas. En esta galería se analizan las calorías de las distintas frutas.

 

Las frutas en la dieta

La dieta de la piña, la dieta del pomelo o del limón, las dieta detox o a base de zumos, batidos o smoothies, son algunas dietas milagrosas que circulan entre la sociedad sin ninguna base científica que las apoye. También existen teorías sobre cuándo es el mejor momento para comer la fruta o incluso prácticas poco saludables como cenar solo fruta para adelgazar.

Estos hábitos y regímenes son contraproducentes para la salud, porque si solo se come fruta, se deja de ingerir otros nutrientes esenciales como las proteínas, además, normalmente, tienen el efecto contrario y pueden favorecer la ganancia de peso y el efecto rebote.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se recomienda limitar el consumo de azúcares libres a menos del 10% de la ingesta de calorías totales, unas 12 cucharaditas rasas, aunque es preferible reducirlas a solo un 5%. Este tipo de azúcares también están presentes en el azúcar natural de la miel, los zumos y concentrados de frutas. Además, en los zumos se elimina la fibra natural de la fruta y en consecuencia, su poder saciante.

En cualquier caso, la fruta debe formar parte de una alimentación variada y equilibrada, incluso en dietas para adelgazar, pues como hemos visto, aportan mucho agua, fibra, antioxidantes naturales y, en la mayoría de los casos, son alimentos muy poco calóricos; no importa a que hora se consuma, pues siempre tienen las mismas calorías. Se recomienda consumir entre dos o tres piezas de fruta al día y mejor si se trata de fruta de temporada.