Publicidad

Publicidad

Adelgazar después de Navidad

Autor: Redacción Onmeda (3 de Enero de 2018)

© iStock

Dieta Dukan, dieta detox, dieta Atkins...enero es el mes de las dietas, pero ¿cómo se puede perder peso de forma sostenida en el tiempo y sin afectar a la salud? Lo mejor para adelgazar después de Navidad y perder esos kilos que se han ganado durante las fiestas, es seguir una dieta equilibrada y aumentar el ejercicio físico. En resumen, quemar más, comer mejor y menos cantidad, eliminando de la alimentación azúcares y grasas. La nutriconista Marian Morazo ofrece algunas claves para perder peso a principio de año.

En Navidad es normal ganar entre 2 y 5 kilos, pues las comidas suelen ser más copiosas, se abusa del alcohol y los dulces, se tiende al descanso y se abandonan los buenos hábitos saludables, como ir al gimnasio, correr o comer más fruta y verdura. Para recuperarse de los excesos navideños, no es necesario recurrir a dietas extremas ni obsesionarse con perder esos kilos en muy poco tiempo. Tan solo se debe ser constante, llevar una dieta sana y equilibrada y practicar un poco de ejercicio habitualmente.

Según la nutricionista Marian Morazo, asesora de Onmeda.es, una dieta después de unas vacaciones debe reunir las siguientes condiciones:

  • Debe ser hipocalórica, es decir, que contenga menos calorías de las que el cuerpo gasta, para poder perder parte de las reservas de grasa.
  • Debe ser equilibrada, es decir, debe contener la cantidad adecuada de todos los nutrientes: hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas y minerales.
  • Debe contar con una ingesta adecuada de agua. Para saber si la ingesta es la correcta, una forma sencilla es controlar la cantidad de orina. Se debe eliminar entre 1,5 y 2 litros al día.
  • Debe adecuarse al gusto de la persona que la va a efectuar, para evitar que la abandone pronto, teniendo en cuenta aquellos alimentos o platos que gusten más o menos.
  • Ha de ser saciante con pocas calorías. Esto quiere decir que debe ser rica en verduras y frutas, con la ingesta de 4 o 5 raciones diarias.
  • Nunca se debe pasar hambre, pues se corre el riesgo de saciar el apetito con atracones y alimentos poco sanos como dulces y chocolates.
  • No es recomendable saltarse ninguna comida, tanto el desayuno como la merienda o los tentempiés, ayudan a llegar a las comidas principales con menos apetencia.
  • Para tener éxito al seguir una dieta, se debe tener en cuenta los ritmos circadianos, por lo que se aconseja comer antes de las 3 de la tarde y cenar alrededor de las 8 de la noche, y siempre 3 horas antes de acostarse.
  • Es importante descansar bien y dormir entre 7 y 8 horas diarias. Durante la noche, el cuerpo acelera el metabolismo y el organismo quema también grasas.

Durante una dieta de adelgazamiento, no es recomendable comer solo unos alimentos específicos. Muchas dietas se caracterizan por ingerir solo un producto durante varios días, como ocurre con la dieta de la piña, la del pomelo o la del ayuno con zumos, entre muchas otras. Este tipo de dietas pueden ocasionar graves problemas de salud, como por ejemplo, anemia, úlceras o desórdenes alimenticios, ya que no aportan todos los nutrientes que el organismo necesita para su correcto funcionamiento.

Los expertos en nutrición recomiendan siempre comer de todo, llevar una dieta variada donde no existan los alimentos prohibidos, solo la moderación en el consumo de aquellos productos más calóricos, que suelen ser ricos en azúcares y grasas.

Dentro de una dieta variada, si existen algunos alimentos que pueden facilitar el proceso de adelgazamiento, evitando pasar hambre y sentir ansiedad ante la comida. Son los conocidos como alimentos saciantes. Entre ellos se encuentran los cereales integrales, el centeno y la avena, por su alto contenido en fibra, asimismo la pasta y el arroz integral, las semillas de cereales, como las de lino o quinoa, la patata, las carnes blancas magras, el huevo, la mayoría de las frutas y verduras, especialmente la manzana, el plátano, el repollo o la lechuga, las legumbres, el tofu o el yogur natural.

Por otra parte, también hay otros alimentos que ayudan a depurar el organismo y como parte de una alimentación equilibrada, pueden favorecer el adelgazamiento, pues estimulan el intestino y los riñones y evitan la acumulación de líquidos y toxinas que el cuerpo no necesita. Entre estos alimentos se encuentran la mayoría de las frutas y verduras, pero destacan la alcachofa, los espárragos, la piña, las fresas y también los cereales integrales y el agua.

En resumen, se puede decir que los alimentos que ayudan a adelgazar son las frutas y verduras, los alimentos ricos en fibra como los cereales, pan, pastas y arroz integrales, los lácteos desnatados, las legumbres, las carnes y pescados blancos.

Hay que recordar que también hay alimentos muy perjudiciales para nuestra dieta y la salud en general. Durante una dieta de adelgazamiento y en la alimentación diaria de cada individuo se debería limitar el consumo de alcohol y refrescos azucarados. Tampoco son recomendables los zumos de fruta que no son naturales, ya que incluyen muchos azúcares y la comida procesada, porque suele contener más grasas y sodio que los platos caseros. Tampoco se debe abusar de embutidos y patés, ricas en grasas saturadas.



Después de los excesos de Navidad, la mayoría de las personas recurren a dietas para perder los kilos que se han ganado durante las fiestas, sin embargo, la mejor forma de adelgazar es con ejercicio físico y una dieta equilibrada y sana, sin necesidad de restricciones alimenticias. Además, hacer deporte no solo ayuda a bajar de peso, sino que también es bueno para la salud cardiovascular, aumenta la autoestima, la serotonina y ayuda al cerebro a desconectar y eliminar el estrés.

Lo ideal es hacer ejercicio tres veces por semana durante una hora como mínimo. Dependiendo de la actividad que se realice se perderán más o menos calorías, pero cualquier actividad física es beneficiosa, porque lo importante es que el organismo se mantenga activo y queme las calorías que el cuerpo no necesita.

Para adelgazar no es necesario realizar actividades deportivas que requieran mucho esfuerzo, simplemente con caminar todos los días media hora, realizar las tareas del hogar, salir a bailar o practicar sexo se pueden perder aproximadamente 500 calorías.

Aunque algunas actividades pueden resultar aburridas, hoy en día existe una gran variedad de ejercicios que incluso se pueden realizar desde casa. Practicar hula hop o saltar a la cuerda, ayudan a tonificar el cuerpo, a perder peso y a cuidar el corazón, ejercicios que se pueden practicar en cualquier sitio. Otros ejercicios que pueden ayudar a adelgazar son la zumba, el aquafitness, la bicicleta o el running.

Fuentes:

  • Onmeda International