Problemas de disfunción eréctil en diabéticos

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (14 de Enero de 2016)

© Jupiterimages/Wavebreak Media

Los problemas de disfunción eréctil suelen ser una complicación frecuente en los pacientes con diabetes mellitus. Aproximadamente, entre el 20 y el 60% de todos los hombres diabéticos sufren disfunción eréctil como resultado de su desorden metabólico. Los afectados no son capaces de lograr una erección o mantenerla el tiempo suficiente como para tener relaciones sexuales satisfactorias.

La disfunción eréctil tiende a presentarse a una edad más joven en pacientes diabéticos que en no diabéticos. Además, el número de diabéticos con problemas de erección aumenta con la edad. Generalmente, la disfunción eréctil es el resultado de varios factores, entre los que se encuentra el tener unos niveles elevados de glucosa en sangre, como ocurre en el caso de los diabéticos.

Los niveles elevados de glucosa en sangre pueden causar daño permanente no solo a las neuronas, sino también a las arterias. Para una persona con diabetes, la disfunción eréctil puede ser un indicio de la existencia de una enfermedad cardiovascular como la enfermedad coronaria (cardíaca) o la hipertensión arterial.

Cuando antes se comunique el problema de erección al médico, antes se podrá comenzar un tratamiento para solucionarlo. Para asegurarse de que el problema realmente es consecuencia de la diabetes, el médico debe descartar cualquier otro trastorno físico (como, por ejemplo, un trastorno hormonal) y excluir las causas psicológicas. Muchas personas diabéticas se sienten agobiadas por la enfermedad; esta ansiedad puede afectar también a su relación con la pareja. Los problemas de erección también pueden deberse a este motivo.

La disfunción eréctil puede ser tratada de diferentes maneras. En muchos casos, es suficiente con mejorar el control de los niveles de glucosa en la sangre. También es posible optar por un tratamiento farmacológico, por ejemplo, con inhibidores de fosfodiesterasa (tales como sildenafilo, vardenafilo o tadalafilo). Este tipo de medicamentos mejoran la capacidad de tener una erección. Según el ingrediente activo, se puede tomar el medicamento entre 30 minutos y 24 horas antes de realizar la actividad sexual. Aparte de estas, existen otras maneras de solucionar la disfunción eréctil, como la terapia de auto-inyección de una sustancia eréctil o la bomba de vacío. Los procedimientos quirúrgicos (por ejemplo, la implantación de tejido eréctil) hoy en día no suelen llevarse a cabo.

Prevención: ¿se puede prevenir la disfunción eréctil siendo diabético? Te damos las claves para reducir el riesgo de desarrollar complicaciones asociadas a la diabetes.