Diabetes infantil

Autor: Terry Gragera (12 de Febrero de 2016)

© Jupiterimages/Digital Vision

La diabetes es la segunda enfermedad crónica más común entre los niños de los países desarrollados, por detrás del asma. Actualmente, la diabetes infantil está ganando peso, pues uno de cada 10 casos de diabetes se produce entre la población pediátrica.

En España hay unos 30.000 menores de 15 años con diabetes tipo 1 y las tasas de diabetes tipo 2 están aumentando considerablemente a causa de la obesidad, al igual que lo han hecho en otros países industrializados, como Estados Unidos. Cada año se diagnostican 1.100 nuevos diabéticos en España, de los cuales unos 400 son niños.

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir, pero la diabetes tipo 2 sí es evitable con un estilo de vida adecuado.

Es muy importante tratar la diabetes en cuanto se detecta; de esta forma pueden evitarse las complicaciones posteriores de salud derivadas de un mal control de la enfermedad:  problemas visuales (retinopatía diabética), afectación renal (nefropatía diabética), aterosclerosis precoz, neuropatía diabética, alteraciones bucodentales, enfermedades cardiovasculares, trastornos del crecimiento y del desarrollo, afecciones ortopédicas y de los pies (pie diabético), infecciones, trastornos psicológicosEstos problemas de salud no tienen por qué aparecer si la enfermedad se controla bien y, en el caso de la diabetes tipo 2, cuando se ha manifestado por un periodo corto de tiempo.


Tipos de diabetes infantil

  • Diabetes tipo 1: Se trata de una diabetes insulinodependiente, ya que el páncreas no segrega insulina, por lo que sus niveles de azúcar en sangre son muy elevados.
  • Diabetes tipo 2: Se produce porque aunque el organismo genera insulina, no es capaz de responder bien a ella. Es más común entre niños con sobrepeso.
  • Diabetes neonatal: Se presenta generalmente en el primer mes de vida y puede ser transitoria o permanente. Está provocada por una inmaduraz de las células beta pancreáticas.
  • Diabetes monogénica: Se origina por la alteración de un gen y da lugar a distintos trastornos que incrementan el nivel de glucosa en sangre. Es un tipo de diabetes muy minoritario, pues afecta a menos del 1% de la población. El abordaje de la misma dependen del subtipo de diabetes monogénica del que se trate.