Kettlebell

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (20 de Junio de 2016)

© iStock

El kettlebell o pesa rusa es un peso con una base plana y con un asa que se utiliza para hacer ejercicios de fortalecimiento y tonificación muscular. Gracias a su forma y facilidad de uso, el kettlebell permite realizar una gran variedad de ejercicios con los que se pueden trabajar prácticamente todas las partes el cuerpo de una manera eficaz.

Gracias a los movimientos que se realizan en cada uno de los ejercicios no solo se trabaja sobre un músculo concreto sino que se ejercitan los músculos del cuerpo de manera integral. Los ejercicios con kettlebell o pesa rusa ayudan a fortalecer la musculatura abdominal, los glúteos, la espalda y los miembros inferiores y superiores. Si se hacen los ejercicios apropiados, en una sesión de entrenamiento se pueden trabajar prácticamente todos los grupos de músculos. Estos ejercicios están especialmente indicados para rehabilitar y prevenir lesiones musculares.

El objetivo del entrenamiento con las pesas rusas es aumentar la fortaleza, la resistencia, la agilidad y el equilibrio.

Cómo evitar lesiones con el kettlebell

Durante los ejercicios se balancea, se carga y se elevan los kettlebell a velocidades variadas y ejerciendo fuerza en diferentes partes del cuerpo. Hace falta coordinación, concentración y fuerza para poder aprovechar la sesión de entrenamiento. Además, para evitar lesiones, es recomendable conocer los movimientos y la dinámica de los ejercicios porque al cargar el peso de manera incorrecta se pueden producir lesiones en la espalda, los brazos y las piernas. Por este motivo, si el ejercicio se va a realizar de forma independiente en casa hay que dejarse asesorar antes de empezar y repasar las indicaciones de los ejercicios con un entrenador.