Ciclismo: La técnica en el ciclismo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (13 de Marzo de 2015)

El requisito básico de una buena técnica ciclista es que conozcas perfectamente tu bicicleta. Es decir, debes poder pedalear solo, de pie y ser capaz de mirar hacia atrás y cambiar la marcha al mismo tiempo.

Debes pedalear al mismo ritmo apoyando la planta del pie sobre el pedal. Acompaña activamente el movimiento circular de la biela. Para ello no solo pisa vigorosamente el pedal hacia abajo, sino empuja con el otro pie y la pierna el pedal hacia arriba.

La frecuencia de pedaleo ideal debería ser de 80 a 100 giros por minuto. Una frecuencia de pedaleo más lenta supone mayor esfuerzo de las piernas y se sobrecargan intensamente los músculos y las articulaciones. Una frecuencia de pedaleo mayor protege las articulaciones, los tendones y la musculatura de una sobrecarga y contribuye a aumentar la condición física. Los podómetros electrónicos pueden ayudar a lograr la frecuencia adecuada.