Comer en Navidad: Cómo evitar los excesos

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (18 de Diciembre de 2017)

El problema no son tanto los días de fiesta como las calorías de más que se ingieren en los días previos a las fechas señaladas de Navidad. Y es que, muchas personas no pueden resistirse a comprar y probar dulces de Navidad antes de tiempo. Esto implica que el exceso de energía se acumule en el cuerpo en forma de grasa.

Para evitar engordar durante las fiestas, se debe tener en cuenta lo siguiente: hay que tomar menos calorías y gastar más energía. El periodo anterior a la Navidad no es una excepción. Las personas que hacen ejercicio regularmente y siguen una dieta equilibrada no deben temer aumentar de peso en Navidad.

La Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) y el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) ofrecen los siguientes consejos para evitar los excesos en Navidad:

  • Elegir una ensalada para empezar cualquier comida o cena.
  • Evitar los picoteos, se recomienda servir las raciones en el plato de cada comensal.
  • Mejor el jamón ibérico que el chorizo.
  • Consumir moderadamente el marisco y la sal.
  • Optar por platos a la plancha, hervidos, al vapor, al horno en vez de fritos.
  • El plato principal mejor un pescado al horno o carne de ave.
  • En las salsas reemplazar la mantequilla o la nata por leche evaporada.
  • Para el postre mejor frutas, macedonias, gelatinas, sorbetes o frutas asadas sin azúcar.
  • Beber mucha agua y controlar el consumo de vino u otras bebidas alcohólicas.
  • Entre las grandes comidas solo ingerir alimentos ligeros como fruta, caldos, verduras o yogur.
  • Hacer ejercicio y caminar.
  • Evitar las sobras y repetir menú los días siguientes a las fiestas.
Las personas que sufren alguna enfermedad como cálculos biliares, diabetes o hiperuricemia (gota) deberán seguir normas más estrictas. Para evitar sorpresas desagradables durante los días de fiesta, es recomendable tener en cuenta las normas de alimentación generales para estas patologías.

Para mejorar los problemas provocados por los excesos navideños también se puede recurrir a los preparados farmacéuticos. Por ejemplo, se recomienda el cardo mariano para proteger al hígado de la ingesta de alcohol y facilitar la digestión de las sustancias grasas. También el preparado de alcachofa (de las hojas basales de alcachofa) favorecen la función hepatobiliar, es decir, tienen un efecto diurético y desintoxican el organismo. Otro buen consejo para favorecer la digestión y aumentar el consumo de energía después de una comida de Navidad es dar un largo paseo o salir a bailar.

Algunos mitos sobre la digestión y la depuración que no funcionan son:
  • Los llamados licores digestivos no son ni depurativos ni digestivos, pues tienen una alta graduación de alcohol.
  • El anís no ayuda a hacer la digestión, solo a eliminar los gases.
  • Las infusiones no indican la cantidad de principio activo, por lo que es más eficaz un preparado farmacéutico de plantas medicinales.


¡Feliz Navidad y
buen provecho!