La vacuna del virus del papiloma humano (VPH)

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (4 de Febrero de 2016)

© Jupiterimages/Digital Vision

La mitad de las personas que mantienen relaciones sexuales se contagiará en algún momento de su vida con el virus del papiloma humano (VPH, papilomavirus).

El VPH será neutralizado por el organismo en la mayoría de los casos sin que la persona afectada lo perciba. Sin embargo, en otras ocasiones puede manifestarse con verrugas genitales benignas o derivar hacia ciertos tipos de cáncer, fundamentalmente, hacia el de cuello de útero (cáncer cervical). Esto sucede cuando la infección permanece durante varias décadas en el cuerpo y cuando los virus que la han provocado son de tipo oncogénico.

De los más de 150 tipos de VPH, 15 pueden provocar cáncer. De ellos, el VPH 16 y el VPH 18 son los que ocasionan más del 70% de los tumores malignos de cuello de útero.

La Organización Mundial de la Salud reconoció por primera vez en octubre de 2014 que la vacunación contra el virus del papiloma humano es la medida más efectiva para luchar contra el cáncer cervical. Este cáncer es la segunda causa de muerte en mujeres en todo el mundo. En España se producen unos 2.000 casos al año, con un número de defunciones anual de 739.

El VPH también puede provocar cáncer de ano, cáncer vaginal, cáncer de vulva, cáncer de garganta, cáncer en la cavidad oral y cáncer de pene.