Preservativo femenino

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (21 de Septiembre de 2016)

© iStock

El preservativo femenino es un método anticonceptivo que sirve para evitar embarazos no deseados y proteger frente a enfermedades de transmisión sexual como el SIDA, la hepatitis, la sífilis o la gonorrea. El preservativo femenino es la versión para la mujer del preservativo masculino.

El preservativo femenino proporciona a la mujer un mayor grado de autonomía para prevenir las enfermedades infecciosas. Con el preservativo femenino no es imprescindible que el hombre utilice un preservativo convencional, sino es la mujer quien decide sobre la utilización y la protección de un preservativo. 

El preservativo femenino es un tubo suave de poliuretano o látex transparente que se introduce en la vagina como una segunda piel antes de mantener las relaciones sexuales. El preservativo femenino forma una barrera entre la vagina, el cuello uterino y los labios mayores y el pene. Dado que el preservativo femenino se puede llevar hasta ocho horas seguidas tras introducirlo en la vagina y no se nota en absoluto, es un método anticonceptivo que ofrece mucha flexibilidad y espontaneidad.