La píldora del día después: Dónde se puede adquirir

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (27 de Abril de 2016)

Desde el año 2009, la píldora del día después se dispensa en España sin receta médica. Dependiendo de las comunidades autónomas, se puede adquirir en farmacias, centros de salud o de planificación familiar. 

¿En qué lugares se puede acceder a la píldora del día después?

¿Hace falta receta para comprar la píldora del día después?

¿Es gratuita la píldora del día después?

¿Es necesaria alguna revisión médica para tomar la píldora del día después?

¿Pueden los menores de edad comprar la píldora del día después?

¿Hay que faciltar datos personales cuando se compra la píldora del día después?

¿Está obligado el farmacéutico a dispensar la píldora del día después?

Seguridad y efectos secundarios de la píldora del día después

¿En qué lugares se puede acceder a la píldora del día después?

La píldora del día después se dispensa en farmacias, en algunos centros de salud, en centros de planificación familiar y en algunas urgencias, dependiendo de cada comunidad autónoma.

¿Hace falta receta para comprar la píldora del día después?

Desde el año 2009 en España la píldora del día después se puede adquirir sin receta en las farmacias.

¿Es gratuita la píldora del día después?

En algunos centros de planificación familiar y en determinados centros médicos, dispensan la anticoncepción de emergencia sin coste para la usuaria, pero en la farmacia hay que abonarla. El precio medio de la píldora del día después es de 20 euros.

¿Es necesaria alguna revisión médica para tomar la píldora del día después?

Para mujeres sanas, sin antecedentes de tromboembolismo ni trombofilia, no es necesario hacer ningún examen previo médico (ni exploraciones ni analíticas) para usar la anticoncepción de emergencia.

¿Pueden los menores de edad comprar la píldora del día después?

Los menores de edad a partir de 16 años pueden adquirir la píldora del día después, pues son considerados “mayores de edad médica”, según la Ley de Autonomía del Paciente. No obstante, el farmacéutico puede pedirles acreditar esa edad. En este caso no hay que pedir consentimiento ni informar a los padres o tutores, pues se considera probada su madurez sanitaria, a no ser que el menor presente signos de discapacidad. Si se trata de un menor entre 13 y 15 años, es el facultativo o el farmacéutico quien debe valorar si ese menor es maduro para entender las particularidades de la píldora del día después. Si se estima que es así, y a no ser que se trate de una menor discapacitada, no es necesario informar ni pedir autorización paterna para dispensarla.

Cuando la menor tiene 12 años o menos, se considera que no tiene capacidad para comprender el alcance del tratamiento, por lo que precisa, en todos los casos, la autorización de sus padres o tutores para acceder a la píldora del día después.

¿Es necesario facilitar datos personales cuando se compra la píldora del día después?

La persona que dispense la píldora del día después (farmacéutico o personal sanitario) puede rellenar un formulario donde recoja los datos de la usuaria y las circunstancias de la administración. Pero la identidad de la mujer quedará en el anonimato si ella así lo desea y no tiene que firmar ningún papel al retirarla, ya que el consentimiento informado (donde te declaras sabedor de los riesgos de una acción médica) no es escrito sino verbal.

¿Está obligado el farmacéutico a dispensar la píldora del día después?

En principio, las farmacias están obligadas a dispensar la píldora del día después, al igual que cualquier otro medicamento que les sea demandado “tanto por los particulares como por el Sistema Nacional de Salud en las condiciones reglamentarias establecidas”, según se detalla en la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios. Ahora bien, la realidad es que hay un porcentaje de farmacéuticos que se declaran objetores y no la dispensan. La objeción de conciencia se ejerce a nivel particular, por lo que no es la farmacia la que se declara objetora sino los farmacéuticos en concreto; así, en una misma oficina de farmacia puede haber profesionales que la dispensen y otros que no.

La razón de que algunos farmacéuticos se declaren objetores en la dispensación de la píldora del día después es el posible efecto antiimplantatorio que tendría la anticoncepción de emergencia. Si la píldora postcoital actuara de este modo, estaría dificultando la implantación del óvulo fecundado en el endometrio, lo que para algunos profesionales ya puede ser considerado abortivo. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el embarazo se inicia a los siete días post-fecundación, cuando el blastocisto se implanta en el útero materno, por lo que no considera que la píldora del día después sea abortiva sino interceptiva. No obstante, cuando un farmacéutico objetor es requerido para administrar la píldora del día después, debe informar a la usuaria con datos actualizados de en qué otro establecimiento cercano la puede adquirir.