Dispositivo intrauterino, DIU

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (15 de Noviembre de 2016)

© iStock

El dispositivo intrauterino (DIU), también llamado espiral, recibe el nombre de su primer diseño, en forma de espiral. En la lengua coloquial, el dispositivo intrauterino se conoce como DIU. Los DIUs utilizados actualmente suelen tener entre tres y cuatro centímetros de longitud y se componen de un cuerpo de plástico en forma de pequeña “T”, cuyo recorrido perpendicular está enrollado a un hilo de cobre.

En la parte inferior del DIU, se halla un hilo finito con cuya ayuda se puede controlar el correcto asiento del aparato y que también sirve para extraerlo después. Los modelos habituales son los del Multiload y la espiral T de cobre. Por el contrario, la denominación de dispositivos intrauterinos hormonales (sistema intrauterino SIU) sirve para definir DIUs con hormonas integradas.

El DIU es un anticonceptivo reversible de larga duración. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en todo el mundo hay unos 160 millones de mujeres que utilizan el DIU, lo que supone el 13% de las parejas, que se localizan fundamentalmente en países en vías de desarrollo.

En España, el número de usuarias de DIU es bajo, pues está en torno a un 5%. El hecho de que se precise intervención médica para colocarlo puede justificar la poca demanda de este método anticonceptivo.

Normalmente, el ginecólogo coloca el DIU durante la menstruación de la paciente, dado que es entonces cuando el cuello uterino está ligeramente más abierto y por lo tanto es más fácil de insertar. Seguidamente, una vez finalizada la menstruación, se realiza una ecografía para controlar que el dispositivo intrauterino esté correctamente colocado. Los dispositivos intrauterinos pueden permanecer en el útero entre tres y cinco años, según la tolerancia de la paciente.

El DIU se recomienda para todos los grupos de edad, incluidas adolescentes, ya que consigue una reducción bastante importante del número de embarazos no deseados.