Tiroides (glándula tiroidea): Hormonas tiroideas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (12 de Marzo de 2014)

Las dos hormonas tiroideas, T3 (triyodotironina) y T4 (tiroxina o tetrayodotironina) están compuestas en su mayor parte por yodo. La hormona T3 (griego tri- = 3) contiene tres moléculas de yodo, mientras que la T4 posee cuatro (griego tetra- = 4).

El oligoelemento yodo debe ingerirse junto con la alimentación. La cantidad diaria de yodo necesaria para un adulto es de aproximadamente 200 microgramos (µg), lo que equivale a 0,2 miligramos (mg). El yodo procedente de los alimentos llega a través de tracto gastrointestinal a la sangre, y desde esta a la glándula tiroidea. En el tiroides se incorpora el yodo a las hormonas tiroideas tras varios pasos.

El tiroides produce cada día una media de 80 microgramos (= 0,00008 gramos) de T4 y hasta 50 microgramos (= 0,00005 gramos) de T3, las almacena y las libera a la sangre cuando es necesario. En el torrente sanguíneo prácticamente el cien por cien de ambas hormonas se unen a proteínas transportadoras y solo un porcentaje muy reducido se encuentra libre. Se habla entonces de T3 libre (T3L) y T4 libre (T4L). Solo las hormonas libres influyen sobre el metabolismo.

Las dos hormonas tiroideas cuentan con una semivida biológica diferente. La semivida es el tiempo requerido para que la cantidad inicial de las hormonas se reduzca a la mitad por medio de procesos metabólicos. La semivida de la T3 es de aproximadamente 19 horas.

Los valores séricos normales son los siguientes:

  • Entre 2,2 y 5,5 picogramos por mililitro (pg/ml) de T3 libre, lo que equivale a entre 2,2 y 5,5 billonésimas partes de gramo por mililitro (2,2 a 5,5 x 10-12 gramos por mililitro).
  • Entre 0,6 y 1,8 nanogramos por decilitro (ng/dl) de T4 libre, o lo que es lo mismo, entre 0,6 y 1,8 mil millonésimas partes de gramo por 100 mililitros (0,6 x 10-10 a 1,8 x 10-9 gramos por 100 mililitros).

La producción de las hormonas tiroideas es controlada por medio de un complejo mecanismo de retroalimentación por determinadas zonas del cerebro, el hipotálamo (parte del diencéfalo) y la hipófisis (glándula pituitaria).

Calcitonina

Además de las hormonas tiroideas “clásicas”, la T3 y la T4, la tiroides sintetiza la hormona calcitonina. Dado que esta es producida por otras células de la glándula tiroidea (las células C), la calcitonina no se incluye entre las hormonas tiroideas.

La calcitonina participa en el metabolismo del calcio y la mineralización de los huesos.

La tiroides segrega esta hormona cuando hay valores elevados de calcio en el plasma sanguíneo y hace que el cuerpo almacene calcio en forma de fosfato de calcio en los huesos o que no libere calcio de los huesos. De esta forma se reduce el nivel sérico de este elemento.

Según los conocimientos actuales un nivel demasiado alto o bajo de calcitonina no ejerce un efecto negativo sobre la salud.