Anatomía de los riñones: Funciones de los riñones

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (11 de Marzo de 2015)

El cuerpo humano elimina por medio de la orina aproximadamente 1,4 litros de agua al día, así como diversas sustancias químicas conocidas como productos de degradación o de desecho. Por tanto, los riñones cumplen una función imprescindible para la vida: eliminan las toxinas del organismo. Para poder llevar a cabo este cometido, toda la sangre del cuerpo debe pasar continuamente por los riñones para poder ser filtrada, purificada. La cantidad de orina producida depende del volumen de líquido que beba cada individuo y del sudor generado. Además los riñones secretan hormonas (eritropoyetina), que se liberan a la sangre y estimulan la formación de glóbulos rojos en la médula ósea.

Con la orina se expulsan también electrolitos; por ello los riñones cumplen una función importante en la regulación del equilibrio ácido-base. Existen determinadas sustancias que deben ser excretadas por el cuerpo a través de la orina con el fin de evitar una concentración excesiva en el organismo. Entre estas se encuentran dos sustancias importantes a la hora de efectuar un diagnóstico de la función renal, la creatinina y la urea.

Los riñones tienen las siguientes funciones:

  • Mantener el equilibrio de líquidos y electrolitos
  • Controlar la tensión arterial, regulando la volemia a través del contenido hídrico, e influyendo sobre el diámetro de los vasos sanguíneos
  • Regular el equilibrio ácido-base
  • Eliminar sustancias tóxicas del cuerpo
  • Influir sobre la formación de glóbulos rojos (eritrocitos)
  • Regular el metabolismo óseo
  • Funciones importantes en el metabolismo de la vitamina D