Dependencia, adicción: Definición

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (25 de Enero de 2011)

Los términos dependencia y adicción significan lo mismo para la gente de la calle. Sin embargo, en el entorno especializado, la adicción como dependencia relativa a la sustancia en sí, la adicción al alcohol o la adicción a la nicotina, por ejemplo, ha sido sustituida por la palabra dependencia.

Una dependencia siempre se refiere a una determinada sustancia, alcohol o cannabis, por tomar dos ejemplos. Una adicción, por el contrario, puede también referirse a una forma de comportamiento, como puede ser la adicción al sexo, a comprar o al trabajo, es decir, no necesita estar unida a una sustancia determinada. Además, también puede ir articulada a una característica humana, como un carácter pendenciero o los celos.

Como el término adicción es bastante equívoco e inespecífico, hoy en día se prefiere denominar a la adicción que está sujeta a sustancias como dependencia.

Una dependencia se manifiesta por al menos tres de los siguientes criterios:

  • La persona siente un fuerte deseo de consumir la droga.
  • La persona desarrolla una tolerancia a la misma: cada vez necesita más cantidad de droga para alcanzar el efecto deseado.
  • La persona tiene problemas a la hora de controlar su comportamiento en relación a la droga, es decir, le resulta difícil mantenerse dentro de una dosis predeterminada.
  • Si reduce la cantidad de la droga o la deja, aparece el síndrome de abstinencia.
  • El dependiente descuida más y más a otras personas e intereses que antes le eran importantes.
  • A pesar de ser consciente de que su consumo le perjudica social, física y psíquicamente, no puede parar la adicción.
  • La persona va entrando progresivamente en una rutina de consumo.

El consumo de drogas y alcohol tiene una larga historia. Por ejemplo, hace 9.000 años ya se fabricaba cerveza. Esto lo sabemos por relatos de bacanales de los antiguos egipcios y griegos. Homero ya describía en su odisea el efecto tranquilizador del opio, y Freud escribió su obra fundamental, El significado de los sueños, bajo los efectos de la cocaína.

Actualmente, la dependencia y la adicción son dos de los mayores problemas sociales y político sanitarios de nuestro tiempo; especialmente el consumo de alcohol. Por un lado, al reducir la capacidad de rendimiento laboral y aumentar los accidentes se producen gastos directos e indirectos y, por otro, la dependencia produce graves consecuencias a nivel social. Sin olvidar que tanto los familiares directos como los amigos sufren con esta adicción.

Incidencia

Aproximadamente entre un 5 y un 7% de la población padece algún tipo de dependencia. El alcohol es la más importante. España ocupa el cuarto país de mayor consumo de alcohol por detrás de Francia, Luxemburgo y Alemania. El número de dependientes a los medicamentos alcanza los 1,4 millones y aproximadamente unos 25.000 españoles dependen de drogas duras como la cocaína o la heroína. Bajo la dependencia del alcohol y las drogas se hallan más hombres que mujeres, mientras que respecto a los medicamentos, son ellas las más afectadas.