Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Hemoglobina glicosilada (HbA1c)

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Resumen

La hemoglobina glicosilada (HbA1c) es una heteroproteina formada por la unión de moléculas de hemoglobina y moléculas de glucosa. El valor HbA1c, es decir, la concentración de HbA1c en la sangre, sirve para poder llevar un seguimiento del metabolismo glucémico durante un periodo de tiempo largo. Desempeña un papel importante para controlar el nivel de glucosa en sangre en pacientes con diabetes mellitus.

El nivel de hemoglobina glucosilada (HbA1c) se determina mediante un análisis de sangre. El resultado aporta información sobre los niveles medios de glucosa entre las últimas ocho y doce semanas. Por esta razón, al valor HbA1c a veces también se le llama la memoria del azúcar en sangre. A diferencia de la medición de la glucosa en la sangre que se realiza a diario (antes o después de la comida), el valor HbA1c no refleja la concentración momentánea de azúcar en sangre. Más bien, permite al paciente valorar cómo ha controlado su azúcar en sangre en las últimas semanas.

Para realizar el análisis, el médico toma una muestra de sangre de la vena del brazo o, como alternativa, de la denominada sangre capilar, que extrae mediante una pequeña punción en el lóbulo de la oreja o en la yema del dedo. El tratamiento de la diabetes depende entre otras cosas de la cantidad de HbA1c en sangre. El valor HbA1c influye directamente en el tratamiento y debe ser motivo para que el afectado se plantee su modo de vida y alimentación, que es como mínimo igual de importante.

¿Cómo aparece el HbA1c? Si hay demasiada glucosa en la circulación sanguínea, ésta se une a numerosas proteínas en la sangre y en los vasos sanguíneos. Entre otros, el pigmento rojo de la sangre (hemoglobina, Hb), presente en los glóbulos rojos (eritrocitos), se une en cierta proporción a las moléculas de glucosa. Los médicos denominan HbA1c a esta proporción de hemoglobina en la hemoglobina total. La proporción de hemoglobina combinada con la glucosa se eleva cuando aumenta el nivel de azúcar en sangre y permanece a ese nivel durante doce semanas, aunque de vez en cuando descienda hasta valores normales.

En las personas sanas el valor HbA1c es inferior a 45 mmol/mol (6,2%). Si la proporción es superior a 48 mmol/mol (6,5%) es indicio de una diabetes mellitus, porque significa que ha habido una concentración de azúcar en sangre elevada durante un tiempo prolongado. Por eso los médicos también utilizan el valor HbA1c para diagnosticar la diabetes mellitus. No obstante, el valor HbA1c como criterio de diagnóstico solo tiene suficiente validez informativa en el caso de los adultos. El valor HbA1c no es suficiente para identificar la diabetes mellitus en niños, ya que el límite de 48 mmol/mol o el 6,5% no se puede extrapolar a los niños sin más. Por lo tanto, para diagnosticarla a los niños siempre se debe recurrir a otros métodos.

El valor HbA1c permite controlar el nivel de azúcar en sangre de los diabéticos a largo plazo. El objetivo es normalizar el valor HbA1c a la larga. Lo ideal es que los diabéticos tengan el valor por debajo de 48 mmol/mol o del 6,5%.







Publicidad