Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Componentes de la sangre

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Glóbulos rojos (eritrocitos)

Los glóbulos rojos son células con forma de una rodaja circular con doble depresión que carecen de núcleo. Son, por tanto, las únicas células sin núcleo del cuerpo humano. Tienen un diámetro de, aproximadamente, 7 por 7 micrómetros de grosor. En comparación, el diámetro de un pelo tiene 100 micrómetros. La función principal de los glóbulos rojos es el transporte de oxígeno (O2) y de dióxido de carbono (CO2) entre los pulmones y los órganos.

Lo eritrocitos se forman en la médula ósea. En neonatos (feto) se forman, sin embargo, en el hígado y en el bazo. Ciertas hormonas como la eritropoyetina, que se produce en el riñón cuando la disminución de oxigeno cae en sangre, estimula la producción de eritrocitos en la medula ósea. Cuando se normaliza de nuevo la cantidad de oxígeno sanguíneo la producción de eritropoyetina vuelve a descender.

El color rojo de los eritrocitos que tiñe la sangre es por la hemoglobina (Hb). Para que se dé este color debe haber una cantidad suficiente de hierro, vitamina B y ácido fólico. La hemoglobina es vital para la función de transportar oxígeno de los eritrocitos. Así, el oxígeno se une a las moléculas del hierro para ser transportado en la sangre.

La hemoglobina tiene cuatro sitios de unión para cuatro moléculas de oxígeno. El oxígeno debe desprenderse de la hemoglobina cuando llega a los tejidos que lo requieren, y necesitan desechar dióxido de carbono. Es importante el equilibrio sanguíneo entre la concentración de oxígeno y la concentración de dióxido de carbono, porque la hemoglobina tiene más afinidad (se une más fuertemente) al dióxido de carbono que al oxígeno. Debido a esto, por ejemplo cuando estamos ante una intoxicación por monóxido de carbono, por más que tengamos un sistema respiratorio funcionando bien, con mucho oxígeno, no podremos transportarlo a los distintos tejidos, porque la hemoglobina esta saturada (llena) de dióxido de carbono.

La vida del eritrocito es de 100 a 120 días, aproximadamente. Los glóbulos rojos circulan por el cuerpo hasta que cumplen su ciclo vital. En este momento, el bazo se encarga de apartarlos de la circulación general y de degradarlos. Este proceso se conoce como regeneración eritrocítica. En este proceso se liberan sustancias, que el cuerpo o bien sigue descomponiendo, o elimina (por ejemplo, bilirrubina) o reutiliza (por ejemplo, hierro.

Valores normales

ValoresEritrocitosHemoglobina (Hb)
Masculinos5 x 106 pro 1 µl140-180 g/l
Femeninos4,5 x 106 pro 1 µl120-160 g/l






Publicidad