Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sangre en la orina (hematuria)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Arriaga (19 de Marzo de 2016)

© Jupiterimages/iStockphoto

La sangre en la orina es un síntoma que puede tener diferentes causas. En algunos casos, puede aparecer sangre en la orina hasta en las personas sanas, por ejemplo, por una actividad física muy elevada. Sin embargo, la sangre en la orina (hematuria) también puede indicar una serie de enfermedades de la vejiga, los riñones o la vía urinaria.

La sangre en la orina es un síntoma que puede revelar problemas en los riñones o en la vía urinaria. No obstante, las causas son muy diversas, y su gravedad puede variar dependiendo de cuál sea su origen. En algunos casos puede confundirse con sangre proveniente de otras vías, como la vagina o la próstata. Incluso, algunas personas que realizan actividad física muy elevada pueden presentar hematuria. Pero en otras ocasiones, especialmente si va acompañada de otros síntomas, la sangre en la orina puede ser señal de enfermedades más graves, una infección, o un cuerpo extraño en la uretra, como en el caso de la litiasis renal (piedras en el riñón).

Es difícil determinar la causa exacta de la sangre en la orina. No obstante, es necesario acudir al especialista si se presenta, para descartar cualquier patología médica. La gravedad del síntoma depende de la cantidad de sangre que se observe en la orina, así como la frecuencia o la duración, y otro síntomas como la necesidad de micción urgente, o por el contrario la incapacidad para orinar.

La cantidad de sangre en la orina se detecta en los laboratorios, cuando se analiza la sangre en el microscopio. Si se detecta un volumen superior a dos o tres glóbulos rojos (eritrocitos) en el microscopio (con 40 aumentos) existe una hematuria, cuyas causas habría que determinar mediante un diagnóstico.

Se puede hablar de microhematuria en la que la sangre en la orina solo puede detectarse bajo el microscopio o mediante tiras reactivas de orina, o de macrohematuria, en la que la mezcla de la orina con la sangre se aprecia a simple vista por su coloración roja.

En los casos en que el paciente no detecta la sangre en la orina porque se presenta en cantidades microscópicas, el médico puede detectarla en un examen rutinario de orina. Por eso es importante realizarse revisiones médicas periódicamente. El tratamiento del sangrado en la orina está orientado directamente a tratar su causa.



Symptom-Check


Publicidad