Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Palpitaciones: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (27 de Enero de 2015)

Las causas de las palpitaciones suelen ser inofensivas y pasajeras. La excitación y el miedo antes de un examen, la alegría, la ilusión o una situación de estrés pueden dar lugar a taquicardias y palpitaciones.

Las palpitaciones más fuertes y un pulso marcadamente más acelerado (taquicardia) pueden deberse también a sustancias nocivas o al uso de estimulantes. Entre estos últimos se encuentran la cafeína del café, el té, las bebidas energéticas, los refrescos o el chocolate y la nicotina. Determinados medicamentos, como las hormonas tiroideas, pueden causar palpitaciones o taquicardias.

Con respecto a las bebidas energéticas ricas en cafeína, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó en 2014 del peligro para la salud del consumo excesivo de bebidas energéticas, no solo por su contenido en cafeína, si no también por otras sustancias como el guaraná o la taurina; todas sustancias excitantes. Se ha advertido que estas bebidas pueden provocar hipertensión arterial, palpitaciones y cambios preocupantes del ritmo del corazón. También destaca la preocupación de la combinación de estas bebidas con alcohol, especialmente en personas jóvenes, una mezcla que puede agravar mucho más estos problemas.

Las mujeres durante la menopausia también suelen sufrir palpitaciones y ritmos fuertes y acelerados del corazón, además de que tienen más posibilidades de sufrir un evento cardiovascular, todo ello relacionado con los cambios hormonales y la pérdida de estrógenos.

Las palpitaciones fuertes o la taquicardia pueden deberse también enfermedades cardiacas: la taquicardia puede presentarse debido a las denominadas disfunciones del ritmo cardiaco (arritmias), como la fibrilación auricular. La enfermedad coronaria, las disfunciones de las válvulas cardiacas (valvulopatía) o del miocardio (miocardiopatía) pueden ser las causantes de tales irregularidades del pulso. Cuando existen antecedentes de cardiopatía la aparición de algunas arritmias aumenta, especialmente fibrilación auricular y taquicardia ventricular monomorfa. Se debe prestar especial atención a pacientes que han tenido un infarto de miocardio o síntomas de insuficiencia cardiaca.

Otras causas posibles de palpitaciones y latidos cardiacos irregulares son una presión sanguínea alta (hipertensión arterial), como la caída de la presión sanguínea, el hipertiroidismo, la hipoglucemia, la hemocromatosis (acumulación de hierro en el organismo) o la aniemia. Se ha observado que la aparición de la taquicardia también puede estar debida a ansiedad.



Symptom-Check


Publicidad