Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Ictericia: causas

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Las causas de la ictericia se encuentran en los altos niveles de bilirrubina en la sangre, lo que indica una alteración en el metabolismo de la bilirrubina. El hígado realiza la función principal en el metabolismo de la bilirrubina. Por este motivo, las causas de la ictericia se pueden clasificar según la localización en el hígado (en griego, hepar) donde se produce la alteración. De esta manera, podemos identificar una ictericia prehepática, hepática o posthepática.

Ictericia prehepática

Ictericia causada por una enfermedad previa al hígado.

Las causas de la ictericia prehepática apuntan sobre todo a enfermedades en la sangre vinculadas con un aumento en la desintegración de los glóbulos rojos o eritrocitos (hemólisis). En este caso, se libera el exceso de bilirrubina, producto de desintegración de la hemoglobina. La ictericia prehepática también puede aparecer en complicaciones en una transfusión de sangre. . La ictericia prehepática también se denomina ictericia no hepática, ya que las causas del proceso patológico no se encuentran en el hígado sino en la sangre.

Ictericia hepática

Ictericia causada por una enfermedad en el hígado.

Las causas más frecuentes de la ictericia hepática son las inflamaciones del hígado (hepatitis). Entre otras muchas causas, los virus, por ejemplo el virus de la hepatitis B), los medicamentos o el alcohol (hasta la cirrosis hepática) pueden causar una inflamación en el hígado. Una disfunción en el metabolismo que puede llevar a la ictericia es la llamada hiperbilirrubinemia familiar.

Ictericia posthepática

Ictericia causada por un trastorno posterior al hígado.

Las causas más frecuentes de la ictericia posthepática son los trastornos en la vesícula y en la bilis. La bilis se forma en el hígado y va por las vías biliares hasta la vesícula biliar y posteriormente al intestino, donde realiza la digestión. En la bilis hay una gran cantidad de bilirrubina. Si se obturan las vías biliares se obstruye el flujo de la bilis (colestasis) y tanto la bilirrubina como los demás componentes de la bilis confluyen en la sangre. La ictericia posthepática se conoce también como ictericia oclusiva o ictericia obstructiva.

Las piedras en la vesícula o en la vías biliares, algunos tumores (por ejemplo el cáncer de vesícula, cáncer de hígado o cáncer de páncreas) o adherencias tras inflamaciones u operaciones, pueden ocluir las vías biliares y, con ello, provocar ictericia.



Publicidad