Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Escozor vaginal

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (22 de Junio de 2016)

© Jupiterimages/iStockphoto

El escozor vaginal es muy molesto y desagradable. Es un síntoma muy común que afecta a mujeres de todas las edades. Muchas mujeres que padecen esta molestia no acuden al médico por vergüenza.

Las causas más comunes del escozor vaginal son infecciones por bacterias o por hongos vaginales y alergias de contacto, así como algunas enfermedades de transmisión sexual. También algunas costumbres poco saludables, como llevar prendas ajustadaa, utilizar ropa interior sintética (es mejor la de algodón), darse baños de espuma a menudo, utilizar perfumes o jabones íntimos y usar espermicida pueden provocar escozor vaginal.

A menudo, las mujeres afectadas sufren, además de los escozores, fuertes picores y aumento de flujo vaginal en la zona genital y en muchos casos, las relaciones sexuales pueden ser dolorosas (dispareunia). También suele observarse una inflamación en el área externa de la vagina, que está enrojecida e irritada y desprende mal olor. En las niñas, la presencia de lombrices (oxiuros) también puede desencadenar escozor vaginal.

Siempre que haya escozor vaginal hay que consultar con el médico para que determine la causa exacta del problema y ponga el tratamiento adecuado. No conviene automedicarse para aliviar los síntomas simplemente, ya que la infección debe ser tratada para que no se complique.

El único profesional que puede prescribir antibióticos en caso de ser necesarios es el médico, por lo que hay que acudir a él ante este síntoma. Los antibióticos para el escozor vaginal provocado por una infección suelen aplicarse en forma de pomadas u óvulos vaginales en el interior de la vagina. Además, a veces es necesario instaurar un tratamiento oral para complementar.

En el caso de que el escozor esté provocado por una enfermedad de transmisión sexual, el tratamiento dependerá del tipo de enfermedad. Es importante que ambos miembros de la pareja se traten para evitar que la patología pase de uno a otro en el tiempo.

Para prevenir el escozor vaginal hay que vestir prendas de tejidos naturales, observar una adecuada higiene (limpiando siempre la zona desde adelante hacia atrás y no al revés al ir al baño, y evitando los productos irritantes y con perfume en la zona de la vagina), procurar que no haya una sudoración excesiva, ya que esto empeora el problema, mantenerse en un peso adecuado (ya que el sobrepeso puede influir negativamente), no permanecer mucho tiempo con el traje de baño húmedo, y posponer las relaciones sexuales hasta que ambos miembros de la pareja estén curados si hay una infección.

Publicidad