Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Disnea

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Nelia Navarro

© Jupiterimages/AbleStock.com

La disnea se refiere a la dificultad respiratoria que se manifiesta como una sensación de falta de aire en los pulmones. Entre otros síntomas puede dar lugar a una disminución del nivel de oxígeno, mareos, náuseas y ansiedad.

La disnea puede aparecer tanto en estado de reposo como de esfuerzo físico. Es normal que después de haber realizado un esfuerzo físico importante la respiración se altere y aparezca sensación de falta de aire. Los grandes fumadores y las personas con enfermedad cardiovascular y/o pulmonar son los más propensos a padecer disnea, sensación de ahogo y problemas al respirar al realizar el menor esfuerzo.

Causas

La dificultad respiratoria puede originarse por diferentes causas. Por este motivo, factores externos como la falta de oxígeno provocada por una elevada exposición a gases tóxicos o a la entrada de un cuerpo extraño en las vías respiratorias pueden provocar disnea. Asimismo, factores psicológicos como el síndrome de hiperventilación también pueden dificultar la respiración. Los más afectados por problemas respiratorios de origen orgánico son los fumadores y las personas con enfermedades cardiacas y pulmonares. Las enfermedades que pueden ser causas frecuentes de problemas respiratorios son las siguientes:

Enfermedades pulmonares como:


Enfermedades cardiovasculares como, por ejemplo, las siguientes:

  • Insuficiencia cardiaca
  • Enfermedad cardiocoronaria (ECC)
  • Cardiopatías congénitas y valvulares
  • Inflamación del miocardio y del pericardio (miocarditis y pericarditis)
  • Miocardiopatías
  • Alteraciones del ritmo cardiaco (arritmias)
  • Tumores cardiacos


Enfermedades infecciosas como las siguientes:


Enfermedades de la laringe y tráquea como, por ejemplo:

  • Inflamación de la epiglotis (epiglotitis)
  • Inflamación de la laringe (laringitis)
  • Inflamación de la tráquea (traqueítis)
  • Tumores de laringe (carcinoma de laringe)
  • Estenosis traqueal
  • Tumores traqueales


Enfermedades de la pleura, pared torácica o de los músculos respiratorios como, por ejemplo:

  • Cifoescoliosis severa
  • Parálisis diafragmática bilateral
  • Pleuritis
  • Derrame pleural

Además, las alergias, enfermedades neurológicas (que afecten al centro respiratorio del cerebro), los problemas de apnea del sueño, las amígdalas y adenoides hipertróficas (vegetaciones), las enfermedades del esófago, así como el bocio tiroideo también pueden ser causa de una disnea o dificultad respiratoria.

Diagnóstico

Para poder determinar las causas y establecer el diagnóstico de la disnea, lo primero es realizar una anamnesis completa. Son preguntas sencillas que ayudan a determinar el diagnóstico, como desde cuándo comenzaron los síntomas, si el inicio de la disnea fue brusco o progresivo, en qué situación aparecen los problemas respiratorios (en reposo o tras un esfuerzo físico), si existen síntomas asociados como la tos o el dolor torácico, si el paciente es fumador, desde cuándo y cuántos cigarrillos al día consume, si está tomando medicación o tiene enfermedades previas conocidas (por ejemplo, asma bronquial o insuficiencia cardiaca).

Para determinar un diagnóstico concreto y certero de disnea hace falta realizar una auscultación del corazón y de los pulmones del paciente con el estetoscopio, además de realizar una palpación y percusión del tórax. Por lo general, como exploraciones complementarias se puede solicitar una gasometría (medición de oxígeno y dióxido de carbono en sangre) para objetivar cómo es el intercambio de gases en el pulmón, y una radiografía del tórax. En ocasiones también se realiza un análisis de sangre o un electrocardiograma. Para valorar mejor la dificultad respiratoria, ayuda realizar una medición de la función pulmonar (espirometría)

Según sea el resultado del diagnóstico precedente, puede que sea necesario realizar otras pruebas complementarias a fin de poder determinar el tratamiento correcto de la disnea. Sin embargo, no siempre es necesario realizarlas. En general se realizan pruebas de alergia, detección de patógenos en infecciones, una broncoscopia con un lavado broncoalveolar y un análisis de los tejidos (biopsia), si fuese necesario. También una laringoscopia, una tomografía computerizada de tórax o una gammagrafía de ventilación-perfusión, y otras pruebas que sirven para poder determinar el origen de la dificultad respiratoria.

Tratamiento

El tratamiento de la dificultad respiratoria depende de la causa concreta. En el caso del asma bronquial existen dos grupos de medicamentos especialmente eficientes en el tratamiento de la disnea. Medicamentos antiinflamatorios (como los corticoides) y dilatadores para los bronquios (como los beta-2 adrenérgicos). En caso de bronquitis bacteriana aguda, neumonía y absceso pulmonar, los antibióticos son el tratamiento de elección. Si hay tumores en las vías respiratorias o en el pulmón, se hará necesario un tratamiento específico (cirugía, quimioterapia y radioterapia).

Medicamentos contra el cáncer

Por norma general, se recomienda dejar de fumar, especialmente cuando se está en tratamiento para la disnea. Además, hay que procurar evitar las estancias en lugares en los que, se aglutine mucha gente y alejarse de ambientes cargados de humo. En caso de dificultad a la hora de respirar por la noche, al permanecer tumbado (síntoma que se denomina ortopnea y se presenta sobre todo en algunas afecciones cardiacas), es recomendable dormir con varias almohadas colocadas en la parte superior del cuerpo. El médico deberá determinar si recibir oxígeno suplementario puede también ser de ayuda como tratamiento contra la dificultad respiratoria.

Fuentes

Manual de Patología General; S. de Castro; Capítulo 16: Trastornos del control de la respiración. Disnea; 6ª Edición; 2007; Elsevier.

Harrison: Principios de Medicina Interna; Kasper, Braunwald, Fauci, Hauser, Longo, Jameson; Vol.1. Capítulo 32: Disnea y edema pulmonar; 15ª Edición; 2004; McGraw-Hill Interamericana de España.

Onmeda International



Symptom-Check


Publicidad