Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Menstruación

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

El ciclo menstrual

El ciclo menstrual femenino es aproximadamente de 28 días. En este período se genera el tejido endometrial que se vuelve a expulsar con la menstruación si no se produce la fecundación del óvulo. El ciclo menstrual es fruto de la influencia alterna de distintas hormonas sexuales. Junto a los estrógenos y la progesterona (hormona del cuerpo lúteo), las hormonas de los ovarios actúan ciertos mensajeros químicos en el cerebro (GnRH, FSH y LH).

En función de la hormona que influya en el ciclo y qué cambios provoque en el útero y los ovarios, se puede dividir el ciclo de la menstruación en distintas fases.

Ciclo menstrual.

Al final del ciclo menstrual vuelve a empezar el ciclo al liberarse el mensajero químico GnRH (hormona liberadora de gonadotrofina) en el cerebro (hipotálamo). Este mensajero químico estimula la glándula pituitaria (la hipófisis) para que genere la hormona LH (hormona luteinizante) y la FSH (hormona folículoestimulante). La LH y la FSH se segregan en una mayor cantidad en los días de mitad del ciclo y son esenciales para la ovulación.

Las hormonas fluyen por el sistema circulatorio hasta los ovarios. La FSH estimula al ovario para que genere estrógenos y es responsable de la maduración de nuevos óvulos en los folículos ováricos. El estrógeno liberado también estimula la formación del tejido endometrial y lo prepara para la implantación del óvulo fecundado. Debido al desarrollo del endometrio, esta fase del ciclo se denomina fase de desarrollo.

El 14º día antes de la siguiente menstruación, es decir, cuando la secreción de FSH y, sobre todo, de LH, alcanza su máximo nivel, se produce la ovulación: el óvulo maduro abandona el folículo ovárico y viaja por la trompa de Falopio hacia el útero. Si se produce una fecundación por espermatozoides, ésta ocurre en una trompa de Falopio. De ahí el óvulo fecundado viaja hasta el útero y se implanta en el útero preparado.

Durante un ciclo regular de 28 días se produce la ovulación el 14º día antes del primer día de la última menstruación. En el caso de un ciclo de 30 días, se produciría el 16º día. Sin embargo, como muchas mujeres no tienen un ciclo regular, es difícil calcular con precisión cuando se va a producir la siguiente ovulación.

Los restos del folículo en el ovario se transforman en el llamado cuerpo lúteo (corpus luteum). El cuerpo lúteo produce la hormona luteinizante, la progesterona (un gestágeno). Durante el la progesterona impide la maduración de óvulos (folículos). Si aproximadamente antes de 24 horas tras la ovulación no se fecunda un óvulo, éste se destruye y el cuerpo luteinizante involuciona. Entonces sobre el día 28, el nivel de progesterona en sangre disminuye, el endometrio se desintegra y grandes partes del mismo se expulsan con el sangrado vaginal.

La menstruación de la mujer es, por tanto, un sangrado hormonal: si el nivel de progesterona no se mantiene en un nivel específico adecuado, como en el caso de que un óvulo sea fecundado e implantado en el endometrio, se inicia la menstruación con la desintegración de la mucosa.

Ciclo del tejido endometrial

  • La fase de expulsión o menstruación, el sangrado vaginal en sí (1.er a 4º día): con el sangrado vaginal se elimina el tejido endometrial creado anteriormente.
  • La fase de desarrollo (5º a 15º día): se vuelve a desarrollar el tejido endometrial.
  • La fase secretora (16º a 28º día): el tejido endometrial se prepara para alojar al óvulo fecundado (implantación). Las glándulas del tejido endometrial producen una secreción viscosa.

Ciclo ovárico

  • Fase del folículo (1er a 13º día): se estimula el desarrollo del folículo ovárico.
  • Fase de ovulación (14º a 16º día): la influencia de las distintas hormonas provocan la ovulación. Una vez expulsado el óvulo a las trompas de Falopio, en el ovario queda la zona pelúcida que se transforma en el cuerpo lúteo (corpus luteum) y produce una hormona denominada hormona luteinizante o progesterona.
  • Fase del cuerpo lúteo (16º a 28º día): la hormona luteinizante prepara el endometrio para la posible implantación del óvulo fecundado.




Publicidad