Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Ispágula

Autor: Redacción Onmeda (19 de Agosto de 2016)

© iStock

La ispágula se cultiva en Cuba, la India, Israel, Japón, Paquistán, España, el sur de Brasil y Rusia. La ispágula son las semillas de la platango ovata (planatago psyllium o afra) o de la plantago indica, pertenecientes a la misma familia y originales del área del Mediterráneo y del Oeste Asiático

La ispágula es una planta herbácea que mide entre 10 y 50 centímetros de alto, vive un año, es muy ramificada y tiene tallos estrechos y hojas lanceoladas. Las flores son blancas y se agrupan en espigas con anteras cilíndricas llamativas de color blanco. Las semillas tienen un tamaño de entre 2 y 3 centímetros y son de color marrón oscuro hasta negro rojizo.

Son conocidas también las llamadas cáscaras de ispágula de la variante índica (plantago ovata) que se cultiva sobre todo en la India y en Paquistán. Las semillas de esta planta se trituran, muelen y se separan de otras partes de la semilla.

La dosis máxima diaria de ispágula recomendada es de 12 a 40 gramos y debe ingerirse a lo largo del día. Se toma una cuchara de té (5g) varias veces al día. La ispágula se mezcla en 100ml de agua y se espera hasta absorba el agua. Tras la oma se ha de beber otro vaso o dos vasos de agua adicionales.

Dado que las grasas de la ispágula se amargan rápidamente, la ispágula triturada debe guardarse, como máximo, 24 horas en un lugar fresco y protegido del sol.

Publicidad