Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Hinojo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (15 de Marzo de 2016)

© iStock

El hinojo (foeniculum vulgare) es una planta muy apreciada, especialmente, por su efecto digestivo, además es bajo en calorías y rico en fibra, por lo que se recomienda su consumo en dietas de adelgazamiento. Del hinojo se utilizan sus semillas como especias, el tallo y las hojas para aromatizar y el bulbo como hortaliza. 

Originalmente el hinojo estaba presente únicamente en la cuenca mediterránea. Actualmente puede encontrarse por toda Europa, Asia, así como zonas de América del Sur.

El hinojo es una planta de hasta dos metros de alta anual o plurianual, con tallos carnosos que se ramifican en la parte superior Los pequeñas flores amarillas se presentan en umbelas. El hinojo de bulbo suele ser anual y solo crece hasta los 50 cm. Bajo tierra se forma el bulbo de hinojo.

El hinojo es una planta medicinal y aromática antiquísima. Ya en el siglo IX, los monjes benedictinos plantaban hinojo en los jardines de los monasterios en la zona norte de los Alpes. También las antiguas culturas de Arabia y China conocían el hinojo. Allí se utilizaba en afecciones de pulmones, vejiga y riñones. Incluso se suponía que ayudaba en caso de mordedura de "perros rabiosos". Desde tiempos inmemoriales, el hinojo ha ocupado un puesto importante en la medicina popular. Debido a su agradable sabor ha dado buenos resultados especialmente en pediatría.
Actualmente, sus propiedades más conocidas son su efecto diurético y carminativo, para ayudar a eliminar los gases que se forman durante la digestión, 

El hinojo se incluye a menudo en remedios contra la tos y en remedios gastrointestinales. Puesto que sus eficaces aceites esenciales se evaporan rápidamente en las infusiones de mezclas de hierbas y en las bolsitas para infusiones, deberían triturarse los frutos poco antes de la preparación o bien echar mano de infusiones solubles instantáneas en las que el aceite se ha añadido en microcápsulas.

Preparación de la infusión: se añade agua hirviendo sobre una taza con 1-2 cucharitas (2-5 g) de frutos de hinojo aplastado y se deja reposar de 10 a 15 minutos. Debería tomarse varias veces al día una taza caliente entre comidas. En lactantes o niños pequeños la infusión puede diluirse con leche o papilla. Si se usa aceite de hinojo deberían tomarse de dos a cinco gotas tras cada comida, si bien la ingesta no puede prolongarse más allá de las dos semanas. En la miel o el jarabe de hinojo se recomienda una dosis máxima diaria de 10 a 20 gramos.

El hinojo debe guardarse en un lugar fresco y protegido de la luz.

Publicidad