Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Cesárea

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Stockbyte

La cesárea, del latín sectio caesarea, es una de las incisiones quirúrgicas más antiguas que se conocen. Incluso los pueblos indígenas empleaban esta técnica en partos complicados. Una cesárea es una intervención quirúrgica que se realiza cuando el parto natural no es posible o cuando el riesgo para la madre o el bebé es grande. Existen mujeres que eligen la cesárea como un método de dar a luz voluntario.

Plinio el Viejo (23/24 d.C. - 79 d.C.) cuenta que la denominación se debe al parto por cesárea de Julio César (100 - 44 a.C.). Sin embargo, esto forma parte de la leyenda y hoy en día se acepta que la etimología de Sectio caesarea deriva del verbo latín caedere (cortar).

Actualmente, la cesárea es una intervención rutinaria que implica pocos riesgos para la madre y para el bebé. Esta operación se puede realizar por deseo expreso de la madre o cuando un parto natural supone un riesgo para su vida y la del bebé.

Se habla de cesárea primaria cuando se lleva a cabo antes de que empiecen los dolores del parto. A este grupo pertenecen las cesáreas planificadas o electivas. Una cesárea secundaria o de urgencia por el contrario, es la que se realiza una vez empezadas las contracciones, es decir, cuando ya ha comenzado el trabajo del parto en sí. Suele ser la consecuencia de complicaciones durante el parto, que requieren una actuación inmediata.

En la mayoría de los países, las cesáreas representan el 20% de todos los partos. Sin embargo, esto fluctúa mucho según el país. En América del Sur vienen al mundo por cesárea el 85% de los niños mientras que en España está actualmente en el 25,18% aumentando desde el 2001.

Cesárea: un parto a través de la pared abdominal

Publicidad