Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Vitamina D

Autor: Redacción Onmeda (18. enero 2012)

Necesidades diarias

Puesto que el cuerpo humano cubre por sí solo (y a través de la luz solar) el 80% de su cantidad diaria necesaria de vitamina D, la necesidad diaria de vitamina D es relativamente baja, cuando el cuerpo recibe suficiente luz solar. Para las personas entre 1 y 65 años se recomienda un consumo diario de 5 microgramos (µg) de vitamina D. Para los bebés menores de un año y las personas de más de 65 se recomienda el doble de cantidad de vitamina D, es decir, 10 µg diarios.

  • Bebés entre 0 y 12 meses: 10 microgramos (µg)
  • Niños de entre 1 y 15 años: 5 µg
  • Adultos de entre 15 y 65 años: 5 µg
  • Mujeres embarazadas y lactantes: 5 µg
  • Adultos de más de 65 años: 10 µg

Los bebés no reciben suficiente vitamina D a través de la leche materna, por eso a menudo toman suplementos de vitamina D, de manera que sus necesidades diarias se vean cubiertas. Independientemente de la producción de vitamina D de la piel gracias a la luz UV y al consumo de vitamina D a través de la leche materna o las fórmulas para lactantes, se recomienda que los bebés (sean lactantes o no) consuman desde el final de la primera semana de vida hasta el final del primer año una pastilla diaria de vitamina D de 10 a 12,5 µg. Esta pastilla garantiza la protección contra la deficiencia de vitamina D también en casos de baja exposición solar. Esta medida preventiva (profilaxis) se puede aplicar también durante el invierno en los dos primeros años de vida. Los niños necesitan esta vitamina principalmente para la formación de unos huesos sanos y prevenir el raquitismo, una enfermedad ósea.

Para las personas con la piel oscura es recomendable, para prevenir la deficiencia de vitamina D, el consumo de suplementos de vitamina D si viven en zonas septentrionales. En estos casos, la piel oscura bloquea los rayos UV de manera que producen menos vitamina D que las personas con la piel clara aun estando expuestos a la misma radiación solar. Para cubrir sus necesidades diarias será necesario consumir más vitamina D en dieta o mediante suplementos.

También para los vegetarianos es especialmente importante que se cubran las necesidades diarias de vitamina D durante el invierno. A través de la dieta, consumen hasta un 50% menos de vitamina D que las personas que comen carne y pescado.

Para satisfacer las necesidades diarias de vitamina D, es importante elegir los mejores alimentos con mayores cantidades de dicha vitamina. Por ejemplo, el pescado (aceite de hígado de bacalao), los huevos, la leche, los champiñones y los aguacates. Las necesidades diarias de vitamina D se ven cubiertas cuando se consumen las siguientes cantidades de estos alimentos:

AlimentoCantidad
Champiñones 250 gr
Ensalada de huevo 200 gr
Soja fresca 130 gr
Salmón 30 gr
Trucha ahumada 30 gr






Publicidad