Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Propiedades de la fruta de temporada

Autor: Verónica López (13 de Septiembre de 2016)

© iStock

La fruta es uno de los alimentos más indispensables en la dieta de una persona para cuidar su salud. Tiene múltiples cualidades nutritivas, ya que son ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes, hidratos de carbono, fibra y agua. De hecho, en la mayoría de las frutas, entre el 80 y el 90% de su composición es agua, lo que hace que sean muy refrescantes e hidratantes. Sin embargo, para poder aprovechar todas estas cualidades se debe consumir fruta de temporada.

Las propiedades nutricionales de la fruta varían según el grado de maduración y el tipo de fruta, pero para aprovechar al máximo todos los beneficios de estos alimentos deben consumirse, como fruta fresca, en su momento óptimo de recolección, sin que hayan estado almacenados durante un largo período de tiempo. En este sentido, las frutas de primavera y verano ofrecen muchas más opciones y variedades, con frutas exóticas y coloridas, ricas en agua y menos calóricas, mientras que en otoño e invierno, la fruta tiene más vitaminas, minerales y antioxidantes, para fortalecer el sistema inmunitario y ayudar a resistir un clima más frío. 

Además, según varios estudios un consumo adecuado de frutas y verduras ayudaría a reducir el número de muertes causadas por enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer y la muerte prematura. Consumir fruta es muy saludable y ayuda a combatir la obesidad y el estreñimiento. Principalmente por su bajo aporte calórico y su alto contenido en fibra.

Hasta ahora los expertos y nutricionistas recomendaban un mínimo de 400 gramos diarios de fruta, sin embargo, un estudio del Departamento de Epidemiología y Salud Pública de la UCL (University College London), afirma que es mucho más beneficioso consumir siete raciones de frutas y verduras al día que las cinco recomendadas hasta ahora.

Las frutas que más se consumen en España son las naranjas, las peras, los melocotones, las manzanas y los plátanos. En el caso de las dos últimas, están disponibles frescas en el mercado prácticamente todo el año. Las frutas que proceden de países tropicales como la piña o el aguacate, se suelen recoger cuando aún están verdes para que cuando lleguen al mercado de destino tengan el grado óptimo de maduración.

El mejor lugar para conservar la fruta es en el frigorífico, pero en el caso del plátano, mejor envolverlo en papel de periódico porque el frío deteriora su apariencia y aroma. Nunca se debe guardar ninguna fruta en bolsas de plástico y antes de consumirla es necesario lavarla bien bajo el grifo, para eliminar restos de cualquier tóxico.

Repasa el calendario de temporada de frutas y verduras y aprende a reconocer cuándo es el mejor momento para comprar y consumir las frutas y las verduras que se encuentran en el mercado.

Publicidad