Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Tumor cerebral

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo ( de Onmeda.0000-00-00 00:00:00 de 0000-00-00 00:00:00)

© Jupiterimages/Digital Vision

11.6.2012 - Cada año se detectan en España 3.500 nuevos casos de tumores cerebrales, lo que supone el 2% en los tumores de adultos y un 15% de los que afectan a menores de 15 años.

Con motivo del Día Internacional de los Tumores Cerebrales, que se celebró por primera vez el pasado día 8 en España, los expertos han recordado que la supervivencia de estos tumores es de un 66% a los cinco años del diagnóstico y que el tratamiento de esta patología ha experimentado avances más destacados que otras áreas de la Oncología.

Así, según el Dr. Pedro Pérez Segura, responsable del Consejo Genético del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, "en España, las tasas de supervivencia de estos tumores son las mismas o mayores que en otros sitios".

Entre la población infantil, los tumores cerebrales son la segunda causa de enfermedad oncológica tras la leucemia, y afectan a entre 30 y 45 niños por cada millón.

Los principales síntomas del tumor cerebral son: crisis epilépticas, déficit neurológicos, hipertensión intracraneal, dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

¿Cómo se originan las células cancerígenas?

El futuro del cáncer

Por otra parte, la incidencia de cáncer se incrementará un 75% hasta el año 2030, según un estudio realizado por investigadores franceses, en el que han relacionado los casos de cáncer con el estilo de vida de distintas poblaciones.

El trabajo, llevado a cabo por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de Lyon (Francia), prevé que disminuya la incidencia del cáncer de estómago y de cérvix, pero que aumente el de próstata, el colorrectal y el de mama, como consecuencia de la generalización de un modo de vida occidentalizado.

Actualmente, los siete tipos de cáncer con mayor incidencia son los de pulmón, mama, colorrectal, estómago, próstata, hígado y cuello de útero (cérvix). Los países más pobres se ven afectados en mayor medida por cánceres de origen infeccioso, como el de cérvix, el de hígado, el de estómago y el sarcoma de Kaposi. Por el contrario, los países de un nivel de vida alto tienen que luchar contra cánceres asociados al estilo de vida, como el de pulmón (por el tabaquismo), el de mama, el de próstata y el colorrectal, que se asocian a la dieta, la ausencia de ejercicio físico y a factores hormonales.

Más información relacionada en Onmeda

Publicidad