Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

El riesgo de anorexia y bulimia aumenta en época de exámenes

Autor: Redacción Onmeda

© Jupiterimages/Digital Vision

30.5.2012 - La mayor parte de los colegios, institutos y universidades comienzan en junio la época de exámenes. El aumento del estrés y la exigencia personal por parte de los alumnos hace que el riesgo de padecer trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa o la bulimia, sea mayor. El Instituto de Trastornos Alimentarios (ITA) advierte sobre los posibles cambios negativos que pueden producirse en este periodo en los hábitos de alimentación de los jóvenes.

Los expertos advierten de que el carácter perfeccionista y exigente de los pacientes afectados por anorexia nerviosa o bulimia puede hacer que en época de exámenes destinen la mayor parte de su tiempo al estudio para obtener las calificaciones más altas posibles, alterando de este modo su conducta alimentaria y aumentando sus niveles de aislamiento social.

La intolerancia a la frustración mostrada por los enfermos de estas patologías puede hacer que algunos eviten el sentimiento de fracaso mediante la pérdida de peso para compensar unos resultados por debajo de sus expectativas. Asimismo, el ITA recuerda que el aislamiento social de estos jóvenes se asocia al aumento de síntomas depresivos y obsesivos, por lo que recomienda reforzar la atención sobre estos pacientes para evitar el aislamiento y la dedicación excesiva al estudio mediante estrategias para afrontar la ansiedad y aspectos como el perfeccionismo, el miedo al fracaso o la tolerancia a la frustración.

Anorexia nerviosa y bulimia

Tanto la anorexia nerviosa como la bulimia son trastornos alimentarios. Mientras que la anorexia nerviosa se manifiesta por una intensa pérdida de peso y un profundo miedo a engordar, la bulimia se caracteriza por atracones de comida seguidos de medidas para compensar la ingesta excesiva de alimentos, por ejemplo, auto inducirse el vómito, consumir laxantes o practicar deporte en exceso.

Se estima que entre el 0,4 y el 1,5% de las mujeres de entre 14 y 35 años padecen anorexia nerviosa. Aunque tradicionalmente está considerada como una enfermedad de las mujeres (su incidencia entre ellas es 10 veces superior a la de los varones), en los últimos años el número de afectados entre chicos jóvenes y hombres adultos se ha multiplicado.

En el caso de la bulimia, se calcula que el 1% de las mujeres de entre 14 y 24 años se ven afectadas por esta patología, habiendo aumentado también el caso de varones afectados por este trastorno alimentario.

Puesto que tanto la anorexia nerviosa como la bulimia poseen fuertes desencadenantes de ámbito psicológico y social, los expertos recomiendan prestar especial atención a los pacientes en época de exámenes para evitar que se obsesionen con sus calificaciones y que abandonen una alimentación sana necesaria para un buen desarrollo físico y mental.

Enlaces de interés

Publicidad