Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Valores de la orina

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Sedimento urinario

Para examinar los componentes sólidos de la orina, es necesario elaborar el llamado sedimento urinario, centrifugando una porción de la orina extraída para que se formen dos partes separadas (líquida y sólida), descartando el líquido sobrante. Luego se coloca una gota del sedimento en el portaobjetos del microscopio y se examina con una ampliación de 100 a 400 veces para ver el tipo y aspecto de las células del sedimento. La orina normal contiene muy pocos glóbulos rojos y blancos y ninguna o sólo unas pocas bacterias. También se encuentran células exfoliadas de los riñones y el revestimiento de la mucosa de las vías urinarias derivadas, conocidas como epitelios planos y células uroteliales.

Eritrocitos

Si hay demasiados glóbulos rojos en la orina (eritrocitos) (valor normal: menos de 5 células/µl), existe la llamada hematuria. La coloración roja de la orina ya apunta a una hematuria. Se pueden detectar de forma rápida en la orina mediante tiras reactivas. En el estudio microscópico de la hematuria un especialista evalúa principalmente el aspecto de los eritrocitos de la sangre, porque orienta hacia la naturaleza de la enfermedad subyacente. Por lo tanto, los cambios patológicos en los eritrocitos se utilizan principalmente en las enfermedades de los glomérulos renales (enfermedad glomerular). Los glóbulos rojos en la orina de aspecto poco destacado indican en cambio una enfermedad de las vías urinarias derivadas, tumores o lesiones. En cualquier caso, la causa de la hematuria debe ser investigada cuidadosamente.

Leucocitos

El aumento en la incidencia de los glóbulos blancos (leucocitos) (valor normal: menos de 10 células/ul) en la orina indica una infección del riñón o del tracto urinario. En este caso, se realiza un análisis microbiológico de orina para determinar el agente patógeno. En el cáncer, también puede ser elevado el número de leucocitos.







Publicidad