Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Valores de la orina

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Componentes normales de la orina

Urea

La urea es el producto final del metabolismo de las proteínas en los seres humanos. Con una excreción diaria de 20 a 35 gramos supone la mayor cantidad de todas las sustancias eliminadas por los riñones. Un aumento de la degradación de proteínas conduce a un aumento en la excreción de urea, por ejemplo, en los siguientes casos:

Durante el embarazo, con la comida vegetariana, o en trastornos congénitos del ciclo de la urea aumenta la excreción de urea.

Ácido úrico

El cuerpo segrega alrededor de 0,8 gramos diarios de ácido úrico en la orina. El ácido úrico se forma como producto de degradación del llamado metabolismo de las purinas. Las purinas son ácidos nucleicos que incluyen los componentes del ADN (portador de información genética), y se ingieren principalmente con la carne.

Un aumento en la concentración de ácido úrico en la orina, se produce, por ejemplo, en la leucemia, intoxicación, tiroides hiperactiva (hipertiroidismo), paratiroides hiperactiva (hiperparatioirdismo) y disfunción renal. Una valor bajo de ácido úrico-orina se produce, por ejemplo, por la falta de proteína xantina oxidasa, la cual es importante para el metabolismo de las purinas, o por diversos medicamentos.

Creatinina

La creatinina se produce en las células musculares y nerviosas por la degradación de la creatinina, una sustancia para almacenamiento de energía. La creatinina pasa por la sangre a los riñones, y se excreta finalmente. Diariamente llegan alrededor de 1,5 gramos de la misma a la orina. El rango normal en una prueba de orina es menor de 250 mg/dl (8,8 a 14 mmol/l). Por el consumo de grandes cantidades de carne, el aumento de masa muscular o inflamación de los músculos, puede aumentar la creatinina excretada. Un valor bajo se produce por una masa muscular reducida e insuficiencia renal.

Ácidos

Los riñones segregan aproximadamente 3 gramos de diferentes ácidos como el ácido oxálico, ácido cítrico y aminoácidos libres con la orina. Enfermedades metabólicas congénitas como la oxaluria primaria, y las enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad de Crohn, suelen acompañar el aumento de la concentración de oxalato en la orina, y favorecen la formación de cálculos renales. La excreción de aminoácidos libres en la orina sube bruscamente en enfermedades del hígado.

Hormonas

La orina contiene diversas hormonas. Un valor de orina importante en el diagnóstico es, entre otros, la denominada gonadotropina coriónica humana, que sirve para la detección de embarazo.

Por otra parte, las concentraciones de las llamadas hormonas de estrés, como catecolaminas (adrenalina, noradrenalina), esteroides (hormonas sexuales y cortisol), gonadotropinas (hormonas sexuales y estimulantes), y la serotonina (neurotransmisor del sistema nervioso) se utilizan para detectar la presión arterial alta, el cáncer y trastornos metabólicos.

Sales inorgánicas

La orina de una persona sana elimina diariamente unos 10 g de sales. En primer lugar se compone de sal común (cloruro de sodio). Un valor alto de sodio en la orina (más de 6 g/24 h) se produce por ejemplo con insuficiencia renal o ciertos trastornos metabólicos, como en caso de vómitos, diarrea, pancreatitis o insuficiencia cardíaca. En la práctica, además, la excreción de fosfato juega un papel esencial, ya que este valor de la orina puede estar aumentado o disminuido con ciertas enfermedades. Una concentración de más de 1.000 mg por día ocurre por ejemplo con función excesiva de la glándula paratiroides, tumores óseos y metástasis, y una concentración por debajo de 300 mg cada 24 horas en la insuficiencia renal, insuficiencia de las glándulas paratiroides y tiroides y deficiencia de vitamina D.







Publicidad