Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Cicatrices y su tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

A lo largo de la vida, algunas heridas de mayor o menor tamaño dan lugar a cicatrices, que pueden causar problemas estéticos o restringir la libertad de movimiento. En muchos casos, un tratamiento óptimo para las cicatrices puede reducir su tamaño y mejorar la movilidad.

Generalmente, las cicatricesque se encuentran en zonas del cuerpo muy visibles, son molestas. En los calurosos meses de verano, en los que el bikini o el bañador son las únicas prendas de vestir cuando vamos a la playa, las cicatrices pueden generar verdaderos complejos. No obstante, las cicatrices no son solo un problema estético. A veces, pueden causar fuertes dolores o también limitar la movilidad, si se encuentran cerca de las articulaciones.

Las cicatrices se originan en el proceso de curación de las heridas, que se produce en las capas más profundas de la piel. Gracias al cuidado adecuado de las heridas es posible favorecer el proceso de cicatrización de la herida, de manera que cuando la piel se cura, la probabilidad de que se formen cicatrices es muy pequeña. Sin embargo, también existen métodos eficaces para el tratamiento de las cicatrices cuando estas ya se han producido. Es cierto que todavía no es posible eliminarlas del todo, pero es posible reducir notablemente la excrecencia de las cicatrices mediante el uso de diversos métodos como la movilización activa, la aplicación de pomadas o geles especiales, el uso de apósitos cicatrizantes o mediante intervenciones quirúrgicas. La formación de cicatrices es un proceso natural derivado de la curación de tejidos dañados y por ello, no hay que evitarla. Sin embargo, exciten opciones terapéuticas para disminuir la formación de las cicatrices o incluso para prevenirlas.


Publicidad