Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Donación de sangre

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (14 de Junio de 2016)

© iStock

La sangre es un elemento esencial para la vida que por ahora no es posible generar de manera artificial. Por ese motivo, existen las donaciones de sangre, un acto altruista y solidario en el que puede participar cualquier persona mayor de edad que pese más de 50 kilos y que tenga un buen estado de salud general.

Enfermos de cáncer, pacientes que han recibido un trasplante de médula, mujeres que sufren hemorragias antes, durante o después del parto o víctimas de accidentes o quemaduras. Son algunos ejemplos de personas que pueden necesitar transfusiones de sangre. Según datos de la Cruz Roja, uno de cada dos españoles recibirá una de estas transfusiones alguna vez en la vida. La Organización Mundial de la Salud calcula que, para que un país tenga cubiertas sus necesidades básicas de sangre, entre el 1 y el 3% de sus habitantes deben ser donantes habituales de sangre, un porcentaje que muy pocas naciones consiguen. De hecho, en la mayoría de los países la demanda de sangre supera la oferta. 

La principal motivación para donar sangre es la idea de salvar la vida a otras personas. Para asegurar el buen funcionamiento de los bancos de sangre, las donaciones deben ser voluntarias, anónimas y no remuneradas. De esta forma, motivaciones económicas o presiones sociales no comprometerán la seguridad de las transfusiones.


Publicidad