Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Donación de leche

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (29 de Julio de 2016)

© iStock

La leche materna es el mejor alimento para un recién nacido. La Organización Mundial de la Salud y UNICEF recomiendan la lactancia materna como la mejor opción alimentaria para un bebé, sobre todo si está enfermo o ha nacido prematuramente: se asimila mejor que la fórmula artificial, les protege de infecciones y aumenta sus posibilidades de recuperación, crecimiento y desarrollo.

Sin embargo, hay ocasiones en las que un bebé no puede ser alimentado con la leche de su propia madre. Los motivos pueden ser varios: si el bebé ha nacido muy prematuramente, antes de que su madre haya desarrollado la capacidad de producir leche; si el recién nacido ha sido sometido a una intervención quirúrgica y no puede mamar, o si sufre alguna inmunodeficiencia; si la madre padece alguna enfermedad que le pueda contagiar por esta vía...

Para estos casos existen los bancos de leche materna, en los que se recoge leche de madres que están amamantando y que deciden donar una parte de la leche que producen. La donación de leche es indolora y se puede hacer en casa siguiendo las instrucciones del especialista del banco de leche. Los bancos de leche se encuentran en los hospitales, y en todos los casos será un médico especialista en Neonatología el que establecerá la indicación del uso de leche donada para alimentar a un bebé.

En la actualidad sólo existen ocho bancos de leche en España. Se encuentran en Palma de Mallorca, Madrid, Barcelona, Granada, Valencia, Aragón, Extremadura y Castilla y León. La cifra es baja comparada con otros países europeos, pero actualmente se están impulsando bancos de leche en otras ciudades de nuestro país.

Publicidad