Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Detección precoz del cáncer de próstata

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

El cáncer de próstata (carcinoma prostático) es la tercera enfermedad cancerosa más frecuente en el hombre en España. Algunos profesionales de la salud consideran que un diagnóstico y un tratamiento precoz es fundamental para evitar complicaciones.

El pico de incidencia se sitúa en torno a los 72 años, aunque con el creciente empleo de las pruebas de detección precoz cada vez es más frecuente la detección de carcinomas prostáticos en hombres más jóvenes también. A partir de los 50 años aumenta la probabilidad de padecer un cáncer de próstata.

Desde el uso relativamente frecuente de las pruebas de detección precoz (alrededor de 1990), la tasa de mortalidad por cáncer de próstata ha descendido ligeramente. Pero no ha sido demostrado que este resultado haya sido producido por el cribado del cáncer de próstata (screening). Los estudios son insuficientes para demostrar que la detección precoz del cáncer de próstata mediante determinadas pruebas en grandes grupos de hombres, pueda disminuir la tasa de mortalidad por cáncer de próstata. Mientras esta información esté vigente, el hacer o no una prueba de detección precoz del cáncer de próstata depende de la decisión a la que lleguen entre sí los pacientes con sus médicos. Algo que hay que considerar es la edad y la salud previa del paciente. Si el paciente es joven y desarrolla un cáncer de próstata, probablemente su esperanza de vida se reducirá si no se detecta precozmente. Si el paciente es mayor y con un estado de salud deteriorado, el cáncer de próstata no es un problema mayor, pues suele ser de lento crecimiento y posiblemente el paciente fallezca de otra causa que no sea el cáncer de próstata.

Cáncer de próstata: es un tipo de cáncer que afecta únicamente al sexo masculino. El diagnóstico precoz favorece la recuperación y aumenta las opciones de tratamiento.

La Sociedad Estadounidense del Cáncer cree que los profesionales de la salud deberían ofrecer la prueba en sangre del antígeno prostático específico, llamado comunmente PSA (prostate-specific antigen), y tacto rectal anualmente desde los 50 años a los varones que tenga una esperanza de vida mayor de 10 años. Los hombres con alto riesgo, como los afroamericanos y los hombres que tengan familiares de primer grado (padre, hermanos, tíos) diagnosticados de cáncer de próstata a edad temprana, deberían hacerse la prueba a partir de los 45 años.

La detección precoz del cáncer de próstata empieza con una exploración rectal. Así puede detectar gran parte de los cáncer de próstata en la parte trasera de la próstata. No obstante, en el momento en que puede palparse un carcinoma prostático, ya se ha formado metástasis en zonas lejanas o el cáncer ha crecido más allá de la próstata.

A continuación, con una ecografía transrectal (TRUS), el médico puede determinar el tamaño y la forma de la próstata y explorar eventuales áreas cancerosas en la glándula prostática. Una prueba del PSA determina la cantidad de albúmina (proteína) formada exclusivamente en el tejido prostático. En caso de cáncer de próstata el PSA puede ser alto en cierto modo. Esta prueba no se incluye en el ámbito legal de la detección precoz del cáncer de próstata.

Si por las pruebas previas se sospecha de cáncer de próstata, la biopsia de próstata puede confirmar o descartar el cáncer con mayor probabilidad.

Normalmente, el cáncer de próstata no presenta síntomas precoces en forma de molestias físicas, por lo que solo es posible detectar la enfermedad en un estadio inicial mediante pruebas médicas periódicas. Mientras el tumor sea pequeño y quede limitado a la próstata, las perspectivas de curación son muy buenas. Cuando ya hay dolores que indican la enfermedad, es posible que el carcinoma prostático esté tan avanzado que ya no sea posible una curación completa. Así pues, la prueba de detección precoz prescrita es la mejor garantía para la detección precoz y el tratamiento con éxito del cáncer de próstata.


Publicidad