Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Detección precoz del cáncer de colon

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (31 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Monkey Business

La detección precoz del cáncer de colon se entiende como el conjunto de análisis preventivos con los que es posible detectar de forma prematura el cáncer de colon.

El cáncer de colon se desarrolla en la mayoría de los casos de vegetaciones benignas en la mucosa (pólipos o adenomas). Estas vegetaciones crecen muy lentamente por lo que, gracias a las exploraciones preventivas, las perspectivas de curación son mejores cuanto antes se detecta la enfermedad. Según la Asociación Española contra el Cáncer (aecc), el 90% de los tumores que afectan al colon o al recto se podrían curar si se detectan de forma precoz.

En el marco de la detección precoz del cáncer de colon se pueden realizar las siguientes exploraciones preventivas:

  • Test de sangre oculta en heces
  • Tacto rectal
  • Colonoscopia

Incidencia y factores de riesgo

El cáncer colorectal es el tumor de mayor incidencia en España si se contabilizan ambos sexos conjuntamente. En el varón, el cáncer de colon es el tercero más frecuente tras el de próstata y pulmón. En mujeres, el cáncer más prevalente es el de mama seguido por el de colon.

Las causas del cáncer de colon son variadas. Existen distintos factores que pueden incrementar el riesgo de contraer este tipo de cáncer. Junto a otros tipos de cáncer existentes (por ejemplo, cáncer de ovario o cáncer de útero) se consideran factores de riesgo la predisposición congénita, las inflamaciones intestinales crónicas, hábitos alimentarios inadecuados, sobrepeso, falta de ejercicio, consumo de alcohol y consumo de tabaco.

Predisposición genética

Si algún familiar cercano ha padecido cáncer de colon se eleva el riesgo de desarrollar cáncer de colon en el futuro. Por este motivo, en los casos en los que hay antecedentes familiares existe alto riego y los controles son exhaustivos y más frecuentes.

Enfermedades inflamatorias crónicas del colon

Las enfermedades inflamatorias crónicas como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa asociadas a diarrea constante y la necesidad de hacer de vientre frecuentemente, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de colon. Especialmente en el caso de la colitis ulcerosa. Si se padece colitis ulcerosa desde hace más de 25 años y todo el colon grueso está afectado, el riesgo de padecer cáncer de colon es del 40%.

Alimentacion pobre en fibra y rica en grasas y carnes

La alimentación inadecuada puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de colon. Así, una alimentación pobre en fibra, puede aumentar el riesgo de desarrollar tumores en el colon. El exceso de grasas y el consumo frecuente de carne muy salada o ahumada, embutidos, así como el consumo excesivo de alcohol también pueden ser perjudiciales.

¿Quién debe realizarse exploraciones preventivas de cáncer de colon?

A partir de los 50 años la incidencia del cáncer de colon aumenta considerablemente. Por eso, es recomendable aprovechar la exploración de detección precoz de cáncer de colon que se suele realizar cada dos años. En España se está empezando a aplicar programas de cribado de cáncer de colon para aumentar la detección precoz de este tipo de cáncer.

¿En qué consisten las exploraciones?

Junto a una entrevista extensa sobre los posibles factores de riesgo y en función de la edad y la situación personal, se realizan las siguientes exploraciones de detección precoz de cáncer de colon.

Test de sangre oculta en heces (TSOH)

El examen o test de sangre oculta en las heces (TSOH) es un estudio que se realiza para detectar la presencia de sangre oculta en las heces. Esta sangre puede proceder de cualquier nivel del tubo digestivo. La sangre oculta en las heces es con frecuencia el único signo de alarma que pone de manifiesto la presencia de una enfermedad colorrectal que no ha sido diagnosticada.

Actualmente, esta prueba de cribado está incluida en la cartera de servicios de la Seguridad Social y se empieza a realizar en las personas entre los 50 y los 69 años.

¿Cómo hay que prepararse para la prueba?

Para garantizar fiabilidad en los resultados es recomendable prepararse a conciencia y seguir los siguientes pasos durante los 3 días previos a la prueba:

  • Incluir en la dieta alimentos con propiedades laxantes como, por ejemplo, verduras, frutas, pan integral o frutos secos.
  • Prescindir de productos cárnicos o embutidos (carpaccio, hígado, salami o morcilla). Estos alimentos contienen sangre y pueden alterar el resultado de la prueba. El resultado puede ser positivo, sin que en realidad exista una hemorragia gastrointestinal.
  • Evitar la toma de fármacos que pueden producir sangrado gastrointestinal como los anticoagulantes (sintrom), ácido acetil salicílico (aspirina), los AINEs (antiinflamatorios no esteroideos) y los corticoides.
  • Evitar medicamentos que pueden dar falsos positivos como la colchicina, el hierro, el yodo, bromuros, ácido bórico y la reserpina.
  • Evitar el consumo de vitamina C. Grandes dosis de esta vitamina pueden provocar falsos negativos.
  • Durante la prueba de recogen recoger tres muestras (de tres defecaciones consecutivas).
  • En caso de diarrea, no debe efectuarse el test hasta que se restablezca la normalidad en la actividad intestinal.

Tacto rectal

El tacto rectal está indicado para personas a partir de los 50 años. El médico introduce un dedo lubricado de un guante en el ano y palpa el recto para localizar nódulos y lesiones anormales. Cuanto más relajado se mantenga el paciente durante el tacto, menos molesta es la prueba. Si se detectan nódulos durante el tacto, se realizarán más exploraciones complementarias mediante una colonoscopia.

El 25% de todos los tipos de cáncer de colon se desarrollan cerca del ano. Con la exploración rectal anual se pueden detectar el 10% de todas las enfermedades.

Colonoscopia

Una colonoscopia es una prueba diagnóstica que se realiza para detetctar posibles alteraciones y patologías en el tubo digestivo. Se suele realizar a personas mayores de 50 años como prueba complmentaria a un test de Sangre oculta en heces (TSOH). En caso de que existan antecedentes familiares el paciente suele necesitar un seguimiento más exhaustivo y especial por lo que las colonoscopias se suelen hacer con mayor frecuencia. La colonoscopia no solo constituye la exploración más precisa, también permite la extracción simultánea de muestras de tejido (biopsia) y la extirpación inmediata de los posibles pólipos intestinales. Es decir, lesiones predecesoras benignas de cáncer. Si el resultado es negativo, solo debe repetirse transcurridos otros 10 años.


Publicidad