Tuberculosis (tisis, TB): Causas

Autor: Redacción OnmedaRevisión médica: Dra. Renata Muñoz

La causa principal de la tuberculosis es la infección por agentes patógenos específicos como las bacterias de la tuberculosis. Se trata de bacterias inmóviles estables a los ácidos, en forma de barras (bacilos), cuyo término médico es Mycobacterium tuberculosis. La infección sucede generalmente por contacto directo con las personas que sufren tuberculosis activa. Según el lugar donde esté localizada la tuberculosis, las bacterias alcanzan el exterior a través de la tos con el esputo (tuberculosis pulmonar), los jugos gástricos, la orina (tuberculosis de las vías urinarias) o las heces (tuberculosis intestinal). Los agentes patógenos se transfieren normalmente por gotitas, es decir, al hablar, estornudar o al toser.

El período de incubación de la tuberculosis, es decir, el tiempo entre la infección del patógeno y la aparición de los primeros síntomas puede durar de semanas a meses, y en la tuberculosis primaria irrumpen por lo general a partir de unas seis a ocho semanas tras la infección con la bacteria de la tuberculosis. La tuberculosis post-primaria puede comenzar incluso años después de la infección. El riesgo de infección es más alto mientras el patógeno es detectable en el microscopio. Un tratamiento eficaz es capaz de eliminar la presencia de la bacteria tras dos o tres semanas.

En un porcentaje muy pequeño de todos los casos de tuberculosis la causa es la bacteria “Mycobacterium bovis”. Las bacterias de esta cepa suelen ser transmitidas por ganado infectado. El contagio a los seres humanos se produce a través del consumo de la leche no pasteurizada. La población bovina en Europa Central está muy controlada y libre de tuberculosis por lo que esta forma de contagio de la tuberculosis no es relevante.

La tuberculosis primaria

Si los agentes patógenos de la tuberculosis llegan por inhalación a los pulmones, son destruidos allí por las células defensoras (macrófagos) del sistema inmunitario, que normalmente matan a los agentes patógenos. Debido a que la pared exterior de las micobacterias tiene una estructura especial, puede sobrevivir a los macrófagos y multiplicarse. Tras el inicio de descomposición de los fagocitos los agentes patógenos se liberan de nuevo, creando un foco de inflamación llamado foco primario. Los patógenos migran al nodo linfático más cercano, que se hincha por la formación de células inmunitarias específicas. El foco primario y la infección de los ganglios linfáticos se combinan en el llamado complejo primario.

Los patógenos se pueden aislar dentro de la reacción inflamatoria en el tejido conectivo y calcificar. Este complejo primario calcificado se puede detectar en la radiografía. Dentro del grupo de patógenos encapsulado existen bacterias de tuberculosis con capacidad de vivir incluso décadas después, y que se pueden reactivar, por ejemplo, debido a un sistema inmune debilitado y producir una tuberculosis post-primaria.

Página siguiente: Tuberculosis (tisis, TB): Síntomas

Enlaces patrocinadosPublicidad

Aviso legal:

© 2014 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.