Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Tenosinovitis (Inflamación de la vaina sinovial del tendón): tratamiento

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Normalmente, el tratamiento de la tenosinovitis consiste en una terapia conservadora (es decir, no quirúrgica), que actúa contra el desencadenante de la inflamación. En este tratamiento pueden pautarse fármacos o establecer remedios caseros como aplicar una fuente de calor o de frío para aliviar los síntomas de la tenosinovitis. Además, adoptar hábitos saludables también puede ayudar a mejorar la inflamación de la vaina del tendón. Por ejemplo, evitar las actividades que cargan el tendón cuando se producen dolores agudos porque estos son los causantes de la inflamación es muy positivo. Garantizar el reposo de la articulación gracias al uso de una férula o escayola también es efectivo en el tratamiento de una tenosinovitis.

Ante los síntomas de una tenosinovitis se recomienda enfriar la zona afectada porque esto puede mejorar la inflamación. La utilización de una fuente de calor o de frío exterior puede ser de ayuda contra el dolor, ya sea en movimiento o en reposo, cuando la vaina del tendón está inflamada. Para el tratamiento con fármacos de la tenosinovitis se utilizan antirreumáticos no esteroideos (ARNE). Estos fármacos no contienen cortisona y actúan como antiinflamatorios y analgésicos.

Además, existen preparados de cortisona y cremas especiales para el tratamiento de la inflamación de la vaina del tendón que pueden contrarrestar la inflamación. Si la inflamación de la vaina del tendón causa dolor agudo existe la opción de administrar anestesia local. Este inyectable se administra cerca del nervio que causa el dolor (bloqueo del nervio).

Si la inflamación de la vaina del tendón está causada por una infección, es importante para el tratamiento determinar el agente patógeno causante de la tenosinovitis. La prueba de elección, en este caso, es el análisis de sangre. Conociendo el agente causante de la infección se puede elegir el tratamiento antibiótico adecuado.

Cuando la inflamación de la vaina del tendón tiene una evolución especialmente dolorosa y el tratamiento conservador no logra los resultados deseados, se realizará una intervención quirúrgica. El cirujano divide el punto en el que se produce el estrechamiento de la vaina del tendón y así desaparece la tensión de la zona.





Publicidad