Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Síndrome premenstrual (SPM)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (1 de Septiembre de 2012)

© iStock

El síndrome premenstrual (SPM) hace referencia a un conjunto de molestias físicas y psicológicas que comienzan periódicamente varios días antes de la menstraución de una mujer y mejoran cuando se presenta el sangrado.

Aproximadamente el 80% de las mujeres que han alcanzado la madurez sexual sufren las molestias del síndrome premenstrual, aunque los síntomas pueden variar de manera considerable de una mujer a otra. Mientras algunas mujeres experimentan malestar muy leve, el sufrimiento que padecen otras es notable. Hasta la fecha no ha logrado esclarecerse de modo concluyente la forma exacta en que surge este trastorno.

Los síntomas del síndrome premenstrual son numerosos y pueden cambiar de una vez a otra. Engloban desde molestias físicas como cefalea, dolor abdominal, sofocos, retención de líquidos o estreñimiento hasta síntomas psicoemocionales tales como cambios de humor, irritabilidad, tristeza y miedo.    

El estrés, una alimentación inadecuada y la falta de ejercicio físico incrementan las molestias del SPM, aunque no son la única causa, pues entre las mujeres con los mismos hábitos puede haber quienes sufran los síntomas o otras que no. 

En función de la intensidad de los síntomas, el síndrome premenstrual puede resultar muy abrumador para la mujer. Algunas no son capaces de llevar a cabo sus tareas cotidianas durante los días antes del periodo, o solo lo logran con gran dificultad, lo que acrecienta el sufrimiento. Por ello en los casos graves se recomienda buscar un tratamiento encauzado a mitigar el síndrome premenstrual. Puede ser el ginecólogo, o bien el médico de Familia, quienes estudien el caso y recomienden a la mujer las medidas más eficaces para controlar los síntomas y mejorar su estado físico y anímico.

¿Mal humor antes de la regla?


Dependiendo de la intensidad de los síntomas se pueden pautar medidas y tratamientos  para aliviar las molestias. Llevar un estilo de vida saludable ayuda a aumnetar el bienestar y reducir la intensidad de las molestias. Asimismo ciertos medicamentos pueden ayudar a atenuar el síndrome premenstrual, por ejemplo anticonceptivos con determinadas hormonas o analgésicos como el paracetamol. En algunos casos también es útil buscar ayuda psicológica.

Solo es posible prevenir el síndrome premenstrual hasta cierto punto. Sin embargo, por lo general las molestias del SPM disminuyen cuando las afectadas reducen su nivel de estrés.  Además seguir una dieta equilibrada y practicar suficiente actividad física palían los síntomas de este trastorno, especialmente cuando estos cambios en el estilo de vida se llevan a cabo de una manera constante y no solo puntual. Los resultados pueden observarse, así, a medio plazo.

Publicidad