Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Siringomielia: tratamiento

Autor: Redacción Onmeda (28. abril 2011)

El tratamiento de la siringomielia se orienta, por un lado, a la mitigación de los síntomas, para lo que resulta fundamental establecer una terapia analgésica adaptada. Además es conveniente que las personas que padecen esta enfermedad comiencen de manera temprana con fisioterapia y reciban una formación integral. Por otro lado, el tratamiento busca detener o enlentecer el progreso de la enfermedad. Para ello es adecuada una cirugía que permita reducir la presión que ejerce el quiste de LCR dentro de la médula espinal sobre el tejido nervioso. Estas medidas, sin embargo, no permiten curar la siringomielia.

Para el tratamiento quirúrgico de la siringomielia hay disponibles diversos procedimientos especiales de neurocirugía; por ejemplo, la introducción de un pequeño tubo (shunt) en la cavidad (siringe) para derivar el líquido que contiene a otra zona corporal. Este método, sin embargo, entraña riesgos: el cuerpo extraño que permanece en la médula espinal provoca en ocasiones la formación de otro nuevo quiste, y también cabe la posibilidad de que aparezca una infección o se obstruya el shunt (derivación del contenido (LCR) a otra zona corporal).

Otro procedimiento quirúrgico para el tratamiento de la siringomielia es la descompresión del foramen magnum: el cirujano ensancha el orificio superior del cráneo por el que pasa la médula espinal (foramen magnum) con los dos primeros arcos vertebrales. Si la siringomielia no es congénita sino adquirida (por ejemplo, causada por un accidente), se suele practicar solo la resección de los arcos vertebrales a la altura correspondiente. En caso de que la cavidad se haya originado por un tumor, suele ser suficiente con cortar el tejido a modo de ventana para mejorar considerablemente las molestias. Cuando la aracnoides se halla adherida tras una inflamación de la misma, que ha desencadenado la siringomielia, resulta de ayuda separar quirúrgicamente la adhesión de la membrana.





Publicidad