Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inflamación de glándula salival, cálculo salival (sialolitiasis): Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (3 de Junio de 2016)

La inflamación de las glándulas salivales puede tener múltiples causas. La más común es la formación de un cálculo salival. Pero además puede producirse una infección por estrechamiento de las vías que segregan la saliva, por cicatrices o por tumores de las glándulas salivales, y también por algunas enfermedades e incluso por algunos medicamentos.

En el caso de la infección por cálculo salival (sialolito), esta acumulación de sustancias químicas forma un cuerpo que atasca la salida de las glándulas salivales, por lo que hay una retención de saliva. En la secreción acumulada se multiplican las bacterias o virus y conducen a la inflamación de la glándula salival. Las causas exactas de la formación del cálculo salival no han sido explicadas hasta ahora. No obstante, la formación de cálculos salivales o sialolitos está relacionada con el depósito de sustancias químicas, y el ácido úrico es uno de lo más frecuentes. Además, otros factores favorecen la formación de cálculos, como la deshidratación, la presión y la higiene bucal deficiente.

Otras causas de la inflamación de una glándula salival son los estrechamientos, cicatrices o tumores de las glándulas salivales, que tienen el mismo efecto que un cálculo salival. Además, la falta de higiene bucal o una inflamación de la mucosa oral (estomatitis) favorecen la aparición de una infección de las glándulas salivales.

También las enfermedades virales pueden causar una inflamación de las glándulas salivales. Las paperas o el citomegalovirus o virus  Coxsackie-A producen inflamación de los conductos de la glándula.

Las enfermedades autoinmunes, como enfermedades del tejido conectivo, o la sequedad extrema de la boca, como en el síndrome de Sjögren, son causas, aunque raras, de inflamación de las glándulas salivales.

Los medicamentos que reducen el flujo de saliva también se consideran causas de inflamación de las glándulas salivales. Estos incluyen, por ejemplo,  diuréticos, fármacos para la depresión ( antidepresivos), para la alergia (antihistamínicos) o para enfermedades del corazón. Aunque puedan contribuir a una infección, estos medicamentos no incrementan el riesgo de cálculos salivales.

Por último, la radiación en el tratamiento de tumores, por ejemplo, puede causar una inflamación temporal de las glándulas salivales.


Publicidad