Te encuentras en:

Página de inicio > Enfermedades > Sepsis (infección diseminada) > Definición

Sepsis (infección diseminada): Definición

Autor: Redacción OnmedaRevisión médica: Dra. Lidia Arias

La infección diseminada (sepsis) es una reacción inflamatoria global que afecta a todo el cuerpo ante una infección (casi siempre por bacterias, aunque también por hongos o virus). La infección no permanece localizada sino que se extiende a través de las vías sanguíneas por todo el cuerpo y provoca daños masivos en órganos vitales.

El cuadro patológico que se presenta en la sepsis por las reacciones inflamatorias ante una infección se denomina SRIS (síndrome de respuesta inflamatoria sistémica). Este síndrome puede presentarse también de forma no infecciosa (por ejemplo, por una inflamación del páncreas grave, por quemaduras u otros tipos de schock). Sin embargo, si la infección es la causa del SRIS, se trata, por definición, de una sepsis. Así, ésta es una forma especial del SRIS causada por infección, cuyos síntomas no se diferencian del SRIS provocado por otras razones.

Tanto el SRIS no infeccioso como la sepsis pueden empeorar rápidamente y terminar en shock. Se clasifica según su nivel de gravedad:

  • Sepsis: SRIS como consecuencia de una infección.
  • Sepsis grave: sepsis en la que se ven seriamente alteradas y disminuidas las funciones de, al menos, un órgano (por ejemplo, el cerebro o los riñones).
  • Shock séptico: sepsis en la que, a pesar del tratamiento (introducción intravenosa de líquidos), la presión sanguínea es muy baja.

En la antigüedad, la sepsis recibía el nombre de descomposición traumática. La falta de higiene en caso de infecciones puede traer complicaciones con más frecuencia.

En contra de lo que pueda parecer, una franja roja cutánea que se desplaza hacia el corazón no es un síntoma de sepsis. Este tipo de franjas aparecen más bien en casos de linfangitis (que a menudo se denomina erróneamente infección diseminada). La linfangitis presenta mejores posibilidades de curación que la sepsis. Sin embargo, la sepsis puede derivar de una linfangitis si se presentan complicaciones en esta última.

Incidencia

En España se presentan, aproximadamente, 50.000 casos de sepsis grave al año, y afecta en mayor medida a las personas mayores que a los jóvenes. La sepsis grave y el shock séptico evolucionan mortalmente en un 30 al 60% de los casos (entre otras causas, porque muchas veces no se logra reconocer la infección diseminada a tiempo). Además, la tasa de mortalidad aumenta cuanto mayor es la edad del paciente.

Página siguiente: Sepsis (infección diseminada): Causas

Enlaces patrocinadosPublicidad

Aviso legal:

© 2014 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.