Te encuentras en:

Página de inicio > Enfermedades > Rotura del tendón de Aquiles

Rotura del tendón de Aquiles

Autor: Redacción OnmedaRevisión médica: Dra. Renata Muñoz

El desgarro del tendón de Aquiles, el tendón más grueso del hombre, es una lesión que se manifiesta por un sonido parecido a un trallazo o latigazo. Los deportistas suelen ser las personas más afectadas por esta lesión.

El desgarro del tendón de Aquiles suele afectar a personas de entre 30 a 50 años (especialmente en hombres). Normalmente, esta lesión del tendón está causada por la sobrecarga del tendón durante la práctica de algún deporte. El tendón de Aquiles conecta el músculo gemelo al calcáneo o hueso del talón, y en la rotura del tendón de Aquiles este queda totalmente cortado. Si el tendón de Aquiles no está completamente cortado, sino sólo desgarrado, esto se conoce como rotura parcial del tendón de Aquiles.

En la rotura del tendón de Aquiles, además del característico latigazo en el área del tendón, también aparece dolor punzante. La sensación que manifiesta el paciente es como si alguien le pinchara el tendón. Además, se pueden manifestar los siguientes síntomas después de una rotura del tendón de Aquiles:

  • Bultos a lo largo del tendón
  • Hemorragias
  • Inflamación (la inflamación suele localizarse en la zona del talón)

Se recomienda un tratamiento rápido y profesional tras la rotura del tendón de Aquiles, ya que es indispensable para caminar y correr. La decisión de tratar la rotura del tendón de Aquiles de forma conservadora (sin cirugía), o con una operación, depende de cada caso individual. En cualquier caso, el tratamiento posterior funcional de una rotura del tendón de Aquiles con fiosioterapia intensiva es muy importante para restablecer el pleno funcionamiento y la capacidad de recuperación del tendón de Aquiles.

La curación de una rotura del tendón de Aquiles dura al menos seis semanas. La duración del tratamiento posterior es también al menos igual de larga. Si se presentan complicaciones, el tratamiento de la lesión del tendón de Aquiles puede variar: en la operación del tendón de Aquiles, por ejemplo, las complicaciones de cicatrización de heridas o infecciones suelen ser más frecuentes que con un tratamiento conservador (es decir, sin cirugía). Después del post tratamiento habitualmente el paciente recupera su capacidad anterior casi por completo. Entre los mejores deportistas la rotura del tendón de Aquiles puede conducir a una importante disminución del rendimiento.

Página siguiente: Rotura del tendón de Aquiles: Definición

Enlaces patrocinadosPublicidad

Aviso legal:

© 2014 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.