Te encuentras en:

Página de inicio > Enfermedades > Quemaduras solares > Causas

Quemaduras solares: Causas

Autor: Redacción OnmedaRevisión médica: Dra. Cristina Martín

KInd mit einem Hut
Los niños deben estar especialmente bien protegidos del sol.

La causa principal de una quemadura solar es la exposición a la radiación UV de la piel demasiado intensa y durante un tiempo demasiado prolongado. La quemadura es provocada desencadena por los rayos ultravioletas del sol.

La piel se defiende con una serie de mecanismos de protección y reparación contra los daños causados por la luz UV, pero estos mecanismos son limitados y, en cualquier caso, esa reacción del organismo en la que genera muchos de los síntomas. Una quemadura solar se produce cuando la pigmentación de la piel que se encarga de bloquear la radiación UV no es suficiente. Este es el caso de las personas con piel muy clara (sobre todo con los tipos de piel I y II), en niños o con una radiación solar intensa. Los rayos penetran, entonces, hasta las capas más profundas de la piel donde son responsables de la producción y liberación de los llamados mediadores inflamatorios. Esto conduce a una respuesta inflamatoria con los típicos síntomas de las quemaduras solares.

Las causas desencadenantes de las quemaduras solares más comunes son las siguientes:

  • Tomar el sol durante demasiado tiempo
  • Uso de productos de protección solar con un factor demasiado bajo
  • Subestimar las radiaciones solares por reflejos, por ejemplo, en días nublados o en la sombra
  • Estancias prolongadas en el agua (por ejemplo, buceando, surfeando o navegando) o en la nieve, porque la radiación se refleja con mucha fuerza; así como en altitudes elevadas, porque hay una mayor exposición ultravioleta.
  • La ingestión de determinados fármacos (como la hierba de San Juan o antibióticos) o la aplicación de aceites esenciales que aumenten la sensibilidad a la luz.

Página siguiente: Quemaduras solares: Síntomas

Enlaces patrocinadosPublicidad

Aviso legal:

© 2014 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.