Te encuentras en:

Página de inicio > Enfermedades > Pie de atleta (tinea pedis) > Tratamiento

Pie de atleta (tinea pedis): Tratamiento

Autor: Redacción OnmedaRevisión médica: Dra. Laura Osuna

El tratamiento del pie de atleta (tinea pedis) se realiza con una sustancia que destruye el hongo (llamados antimicóticos).

Los remedios para el pie de atleta se obtienen en la farmacia sin receta en forma de pomada, crema o polvos. Las sustancias activas para combatir el pie de atleta son el clotrimazol, econazol, bifonazol, terbinafina y amorolfina. Si el pie de atleta solo afecta a los espacios interdigitales, suele bastar un tratamiento local. Si el tratamiento externo no funciona (por ejemplo, en el caso de que el pie de atleta afecte a toda la planta del pie), es recomendable tomar un antifúngico en forma de pastilla, previa consulta con el médico.

La duración del tratamiento del pie de atleta finaliza hasta que se observa una curación y depende del método utilizado. Los antimicóticos pueden actuar de forma distinta por lo que su duración de aplicación es variable:

  • Antimicóticos fungistáticos: los antifúngicos con sustancias activas fungistáticas como por ejemplo, el clotrimazol no matan al hongo sino previenen que se desarrolle y se extienda dado que la piel se renueva constantemente y rechaza las escamas de piel muerta, las células epiteliales infectadas por el hongo también se rechazan si aplica el antifúngico durante suficiente tiempo, el hongo desaparecerá al cabo de un tiempo. El tratamiento con pastillas antifúngicas dura normalmente entre tres y cuatro semanas.
  • Antimicóticos fungicidas: los antifúngicos con sustancias activas antifúngicas, como por ejemplo la terbinafina, matan directamente el hongo, por lo que el tiempo del tratamiento es sensiblemente más corto que con los medios fungistáticos.

Consejos para continuar el tratamiento

En el caso del pie de atleta (tinea pedis), un tratamiento exitoso requiere, junto a los medicamentos, que los dedos se mantengan separados y secos. Consejos prácticos para continuar con el tratamiento:

  • Secar completamente los pies y los espacios entre los dedos.
  • Utilizar calcetines de algodón y cambiarlos cada día.
  • Lavar los calcetines a 60 ºC.
  • Evitar calzado ajustado y procurar utilizar zapatos de materiales transpirables.
  • Colocar tiras de tela o gasa entre los dedos de los pies para que absorban la humedad.
  • Desinfectar todos los objetos que puedan extender el hongo (por ejemplo, calzado y calcetines) con antifúngicos de esta forma los agentes no podrán extenderse.
  • Utilice chanclas en sitios públicos como duchas, piscinas públicas u hoteles.

Página siguiente: Pie de atleta (tinea pedis): Evolución

Enlaces patrocinadosPublicidad

Aviso legal:

© 2014 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.