Orquitis (Inflamación de testículos): Causas

Autor: Redacción OnmedaRevisión médica: Dra. Lidia Arias

Una inflamación aguda de los testículos (orquitis) suele deberse a una infección de virus, y más raramente, a bacterias. Los patógenos entran o por la sangre o por estructuras vecinas, como ocurre en el caso de una inflamación del epidídimo o infección de orina. En casos raros, la inflamación aguda de testículos puede estar originada no por infecciones, sino por contusiones graves o por enfermedades autoinmunes.

La causa más común de una orquitis es una parotiditis (paperas) por los denominados paramixovirus y los testículos se inflaman. Además, la inflamación de testículos también puede estar originada por el virus de la mononucleosis infecciosa, la gripe o la varicela.

Una inflamación de testículos causada por bacterias es muy rara y suele manifestarse por una inflamación purulenta del tejido testicular. La orquitis bacteriana se produce por la trasmisión del patógeno desde el epidídimo o desde el escroto al testículo. Las causas típicas de la inflamación bacteriana de testículos en varones activos sexualmente son las enfermedades de transmisión sexual, los gonococo>, que son los desencadenantes de la gonorrea. En niños y hombres de edad avanzada la causa más común es la infección urinaria o la prostatitis.

Las infecciones bacterianas por la sangre también pueden dar lugar a una orquitis. Este es el caso, por ejemplo, de los estreptococos A de la escarlatina o del patógeno Treponema pallidum pallidum en estado avanzado de una sífilis. Además, en el caso de los niños, los neumococos y la salmonella también pueden ocasionar una infección bacteriana de testículos.

Inflamación crónica de los testículos

En Europa central es más bien raro que una inflamación crónica de testículos (orquitis) venga causada por una infección (orquitis granulomatosa específica y crónica). Suelen causarla enfermedades como la sífilis, la tuberculosis o la lepra.

Existe también una forma de inflamación de testículos que no es infecciosa, cuyas causas son los trastornos autoinmunes. En ella, el cuerpo forma anticuerpos y células sanguíneas que atacan al propio tejido corporal y que pueden terminar afectando a largo plazo a los testículos. La denominada orquitis granulomatosa inespecífica y crónica aparece en un testículo y en la mayoría de los casos en varones con problemas de micción a una edad entre los 60 y los 70 años.

Página siguiente: Orquitis (Inflamación de testículos): Síntomas

Enlaces patrocinadosPublicidad

Aviso legal:

© 2014 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.