Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Neumotórax: neumotórax traumático

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

En el marco de las lesiones puede aparecer el denominado neumotórax traumático (trauma = por heridas ocasionadas por una influencia externa violenta). Las causas de estas lesiones pueden ser accidentes o intervenciones médicas (en este último caso aparece el llamado neumotórax yatrógeno). Así puede entrar aire en el espacio interpleural por distintas vías, por ejemplo, a través de una pared torácica dañada o a través de una lesión pulmonar.

Neumotórax abierto

Las causas de un neumotórax abierto son las lesiones en la pared torácica, que permiten una conexión entre el aire exterior y el espacio interpleural.

Neumotórax cerrado

Un neumotórax cerrado se produce cuando el aire en el espacio interpleural procede del pulmón dañado o cuando una conexión temporal con el aire exterior vuelve a cerrarse. Las causas de una conexión tan corta con el aire exterior pueden ser, por ejemplo, una lesión por una puñalada o intervenciones médico-terapéuticas (punción pleural, colocación de un catéter venoso central). Una costilla rota también puede dañar los pulmones.

Un neumotórax cerrado también puede aparecer cuando entra aire en el espacio interpleural a través de una rama bronquial rota o una lesión del esófago. En este caso el aire entra en la parte central del espacio torácico (espacio central o mediastino) y desde ahí en el espacio interpleural. La causa de un neumotórax cerrado también puede ser lo que se denomina un barotrauma, que aparece con la respiración artificial por una presión respiratoria demasiado alta. La forma más habitual del neumotórax es una complicación respiratoria en personas con un síndrome de dificultad respiratoria agudo.





Publicidad