Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Migraña

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

La migraña es un tipo de dolor de cabeza que se presenta, normalmente, en un lado de la cabeza y de forma pulsátil. Con frecuencia se dan también otras molestias, como la aversión a la luz y al ruido (fotofobia/ligirofobia), náuseas, trastornos visuales y crisis neurológicas.

Entre un 6 y un 8% de los hombres y entre un 12 y un 14% de las mujeres tienen ataques de migraña repetidos. Una de cada cuatro mujeres padece migraña en algún momento de su vida. La migraña también puede afectar a los niños. Antes de la pubertad este tipo de MISSING LINK:9711 not a valid content_id! afecta a un 4 o 5% de los niños.

Según la clasificación internacional, los médicos distinguen diferentes tipos de migraña. Las formas más importantes son la migraña sin aura y la migraña con aura. La más frecuente es la migraña sin aura. Un aura, es decir, síntomas neurológicos, sobre todo trastornos visuales, aparece solamente entre el 10 y el 15% de las personas que padecen migraña.

Los investigadores suponen que la causa de la migraña es una alteración en el equilibrio de la serotonina, que se da cuando se vierten un gran número determinados neurotransmisores hacia el cerebro. En cambio, sí se ha rebatido la teoría de que la enfermedad se produce por una irrigación insuficiente del cerebro.

Las influencias hormonales pueden desencadenar un ataque de migraña. Probablemente también influyan en la migraña determinados alimentos, la falta de sueño y el estrés. Pero, en general, los factores que la provocan suelen variar mucho de unos pacientes a otros.

El diagnóstico se efectúa a la vista de los antecedentes del paciente (anamnesis) y, sobre todo, por la descripción del dolor de cabeza y de otras posibles molestias. En dolores recientes, el médico excluye otras causas mediante un electroencefalograma (EEG), tomografía computerizada (TC) y/o tomografía por resonancia magnética (TRM).

En el tratamiento de la migraña se aplican diferentes métodos. En ataques agudos los más adecuados son los medicamentos contra el dolor de cabeza y sus síntomas. Diferentes métodos no medicamentosos como el ejercicio físico, las técnicas de relajación o el entrenamiento para superar el estrés pueden complementar el tratamiento.

Migraña: Video





Publicidad