Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Menopausia (climaterio)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (31 de Agosto de 2016)

© iStock

La menopausia no es una enfermedad, sino una fase natural en la vida de toda mujer a partir de cierta edad. La menopausia representa el final de la vida fértil de una mujer. En la mayoría de las mujeres el climaterio se extiende desde los 45 hasta los 70 años.

El término climaterio a menudo se usa indistintamente para referirse a la menopausia. Sin embargo, no significan lo mismo. El climaterio es el periodo en la vida de la mujer en el que se produce el paso progresivo del estado reproductivo al no reproductivo y puede durar desde los 45 años hasta los 70, aproximadamente. La menopausia forma parte del climaterio y hace referencia al momento en que cesa la menstruación.

Así, durante el climaterio, la mujer pasa de la fase de madurez sexual a la denominada senectud (vejez). A lo largo de este periodo, la mujer sufre un cambio hormonal: el cuerpo produce cada vez menos estrógenos (hormonas sexuales femeninas). Esto hace que la menstruación sea cada vez menos frecuente, hasta que finalmente llega la última menstruación, la denominada menopausia.

A pesar de que la menopausia no es un estado patológico, sino un proceso natural, en algunas mujeres la falta de estrógenos causa molestias. Aproximadamente un tercio de las mujeres no tiene molestias durante el climaterio, mientras que en otro tercio aparecen problemas leves a partir de los 50 años. El último tercio tiene molestias muy fuertes durante el climaterio.

Los síntomas típicos de esta etapa de la vida en la mujer son, por ejemplo, sofocossudoraciones y mareos. Si durante la menopausia las molestias son muy fuertes o el grado de sufrimiento individual es muy grande, puede ser necesario un tratamiento.

Para aliviar las molestias de la menopausia, primero se emplean preparados hormonales con estrógenos y/o gestágenos. Hasta ahora el denominado tratamiento hormonal, es el remedio más eficaz contra las molestias que aparecen durante el climaterio. No obstante, en algunos casos este tipo de tratamiento requiere especial valoración del riesgo-beneficio, por ejemplo, en caso de antecedentes de cáncer de mama, de cáncer de endometrio, enfermedad hepática, melanoma maligno, enfermedad tromboembólica, o presión sanguínea demasiado alta). El tratamiento hormonal puede provocar efectos secundarios, por lo que durante la menopausia las mujeres que se someten al mismo deben someterse a exámenes ginecológicos rutinarios.

A la larga la falta de estrógenos típica de la menopausia provoca cambios físicos en la mujer. Sobre todo el útero, la vagina, la vulva y las glándulas mamarias se atrofian durante el climaterio y empiezan a retraerse. Asimismo, también se producen cambios en la piel y las mucosas. La piel se vuelve cada vez más fina y menos elástica, lo cual puede causar dolores en las relaciones sexuales (dispareunia). Sin tratamiento, en un estadio más avanzado de la menopausia aproximadamente una de cada cuatro mujeres desarrolla una osteoporosis (aumento de la fragilidad de los huesos). Sin embargo, con el tratamiento hormonal pueden contrarrestarse estas consecuencias de la menopausia, al menos parcialmente.

Publicidad